ERC confía en el tirón de Junqueras si puede hacer campaña para revertir el efecto Illa

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Imagen de archivo del 20 de mayo del 2019 del presidente de ERC, Oriol Junqueras, actualmente en prisión
Imagen de archivo del 20 de mayo del 2019 del presidente de ERC, Oriol Junqueras, actualmente en prisión J.J. Guillén | Efe

Espera que al cumplir un cuarto de la condena tenga permisos y asista a mítines

26 ene 2021 . Actualizado a las 20:32 h.

Frente al efecto Illa, efecto Junqueras. Esquerra cuenta con el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, en prisión condenado a una pena de trece años, para que participe en la campaña electoral, ya sea interviniendo en mítines u ofreciendo entrevistas. Aún no está cerrada cuál será su agenda electoral, pero en la formación republicana dan por hecho que Junqueras, en los próximos días, cumplirá una cuarta parte de su pena, por lo que puede acceder a un nuevo régimen de permisos ordinarios. Estas autorizaciones le permitirán estar presente en los mítines del partido. Al menos en dos de ellos, avanzan los republicanos. La Consejería de Justicia de la Generalitat tiene además previsto aprobar en breve el tercer grado a los presos del procés, lo que abre la puerta también a que puedan participar en la campaña. ERC cuenta asimismo con Dolors Bassa, Carme Forcadell y Raül Romeva para la carrera del 14F.

ERC plantea la campaña como un cara a cara contra el PSC. Las encuestas que manejan los republicanos apuntan a un margen muy estrecho entre las dos formaciones, que se estarían jugando la victoria, con permiso de JxCat. «Esto va de ERC o PSC», apuntan en la formación independentista. Según Esquerra, los socialistas, además de contar como candidato con el «peor ministro de Sanidad de la UE», son el partido del 155, el que avala la represión y el que es una sucursal del PSOE y de la Moncloa. «Tenemos claro con quién hay que confrontar en la campaña», señalan en la dirección republicana, ante los ataques de sus socios de JxCat. ERC no tiene previsto entrar en el cuerpo a cuerpo con JxCat. Aunque le lanza críticas veladas. A su juicio, «vende humo» y «engaña» a la gente cuando promete que declarará la independencia si el secesionismo obtiene más del 50 % de los votos el próximo 14 de febrero.

Esquerra sitúa ese objetivo, el de superar el 50 % de los votos por parte de las fuerzas secesionistas, como uno de los retos para la cita electoral. Y lo plantea como un paso necesario para avanzar hacia la independencia, pero no como un paso definitivo. Entre los objetivos del 14F, ERC cree que debe servir para tejer grandes alianzas en el soberanismo para poder forzar al Estado a negociar la autodeterminación y la amnistía.