El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña inhabilita al consejero Bernat Solé por su papel en el referendo ilegal del 1-O

Considera que desoyó la orden del Tribunal Constitucional de impedir la votación cuando era alcalde de Agramunt (Lérida). El vicepresidente Pere Aragonès ha tachado de «represión y venganza» la inhabilitación

Bernat Solé, consejero de Exteriores, es portavoz adjunto de ERC en el Parlamento
Bernat Solé, consejero de Exteriores, es portavoz adjunto de ERC en el Parlamento

Barcelona / Colpisa

El consejero catalán de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé, fue condenado este jueves a una pena de inhabilitación de un año y 16.800 euros de multa por un delito de desobediencia por su papel en la organización del referendo ilegal del 1 de octubre del 2017, cuando era alcalde de Agramunt (Lérida). Solé es el encargado de organizar los procesos electorales de la actual Administración catalana. En concreto, de él depende la organización de los comicios del 14 de febrero. La inhabilitación, en cualquier caso, no es inmediata, ya que cabe recurso ante el Tribunal Supremo.

Solé, de ERC, es el primer alcalde condenado por su participación en la organización del referendo ilegal del 1-O. La alcaldesa de Rosas (Gerona), Montserrat Mindan, de JxCat, fue absuelta por unos hechos similares por un juzgado de Figueras. No obstante, según informa Efe, la Fiscalía ha recurrido ya esta decisión.

En el caso de Solé, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) «acredita como probado» que siendo alcalde de Agramunt, y también diputado en el Parlamento autonómico, «tuvo conocimiento personal y directo de los pronunciamientos del Tribunal Constitucional respecto de la producción legislativa del Parlamento de Cataluña sobre el 1- O y, por tanto, de la advertencia de incurrir en delito de desobediencia si no se abstenía de implementarla».

El fallo judicial señala que no solo permitió que el día 25 septiembre del 2017 se utilizase un local propiedad del municipio de Agramunt para la celebración de un acto público destinado a promover la participación ciudadana en el referendo ilegal, sino que se prestó a participar en él como orador, «aprovechando la ocasión para alentar públicamente a los oyentes a ir a votar el día 1 octubre del 2017». Y además, «el propio día del referendo ilegal tuvo una participación activa y decidida en su desarrollo y buen fin, personándose desde el primer momento en el centro de votación y asumiendo de forma intermitente durante toda la jornada responsabilidades logísticas, de apoyo y de asistencia a los organizadores».

Urnas escondidas

Entre otras labores, «colaboró decisivamente en la toma de decisiones capitales, tales como la de esconder en lugar seguro las urnas con los votos depositados en su interior y la documentación comprometedora relacionada con la votación (actas) o, finalmente, la de adelantar la hora de cierre de la votación, ante la posibilidad de que se personaran en la localidad las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para cumplir el mandato judicial de impedirla».

Bernat Solé aseguró este jueves que «volvería a estar al lado del pueblo», recalcó que no piensa dimitir y avanzó que el Gobierno catalán está estudiando las diferentes vías jurídicas para recurrir la sentencia.

Aragonès tacha de «represión y venganza» la inhabilitación

El vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès, ha tachado de «represión y venganza» la inhabilitación del consejero Bernat Solé. «Los volveremos a derrotar en las urnas. Nos encontrarán de pie defendiendo la democracia y la libertad. Estamos contigo, Bernat Solé», ha dicho en un tuit.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña inhabilita al consejero Bernat Solé por su papel en el referendo ilegal del 1-O