Suspenden el ingreso en prisión del exsindicalista minero Fernández Villa por su delicado estado de salud

Fernández Villa, condenado por apropiarse de dinero del sindicato que dirigió durante 35 años, necesita una tercera persona «para la totalidad de las actividades de la vida diaria»

José Ángel Fernández Villa accede al juzgado apoyado en su hija y en su procuradora.José Ángel Fernández Villa accede al juzgado apoyado en su hija y en su procuradora
José Ángel Fernández Villa accede al juzgado apoyado en su hija y en su procuradora

Redacción

La Audiencia Provincial de Oviedo ha acordado la suspensión de la pena de tres años de prisión impuesta al exsecretario general del sindicato minero SOMA-UGT, José Ángel Fernández Villa, de 78 años, por el «deterioro generalizado de su estado de salud». La Audiencia ha tomado esta decisión después de que, tanto la Fiscalía como la defensa y la acusación particular ejercida por el sindicato, se mostraran de acuerdo con la suspensión de la pena tras el «prolijo y detallado dictamen» elaborado por un médico forense que ha constatado la «dependencia grave» que sufre Fernández Villa.

Este informe advierte de que Fernández Villa, condenado por apropiarse de dinero del sindicato que dirigió durante 35 años, necesita una tercera persona «para la totalidad de las actividades de la vida diaria» y tendría «muy difícil el sometimiento al régimen de horarios del Centro Penitenciario», informa Efe. Además, su ingreso en prisión le provocaría «cuadros confusionales agudos y agravaría el trastorno ansioso-depresivo que sufre», detalla el auto de la Audiencia.

El tribunal admite que en prisión podría recibir la atención pertinente, aunque supondría «un esfuerzo y una particular dedicación, además de un sobrecoste», para el centro penitenciario «de difícil o imposible asunción por su parte». En cualquier caso, subraya que su ingreso en prisión le provocaría «una especial penosidad constitutiva de una humillación o sensación de envilecimiento superior al que suele llevar aparejada la simple imposición de la condena».

El exsindicalista minero fue condenado en el 2018 a tres años de cárcel por la apropiación de 234.462 euros del sindicato, decisión que posteriormente fue ratificada por el Tribunal Supremo, así como al pago de 421.158 euros en indemnizaciones al sindicato y de 24.000 euros de multa.

La sentencia declaró probado que entre 1989 y el 2001 Fernández Villa se quedó con 234.462 euros procedentes de las dietas que la empresa Hunosa pagaba mediante cheques a los miembros del sindicato por la asistencia al comité intercentros.

A partir de febrero de 2001, la empresa pasó a abonar estas cantidades mediante transferencia bancaria, de modo que el también exdirigente del PSOE abrió una cuenta a nombre del SOMA desde la que transfería el dinero recibido a otra, también del sindicato minero.

Hasta el 2012 se le abonaron diversos gastos, aparte del kilometraje y de las dietas que le correspondían como secretario general del sindicato como adquisición, mantenimiento y reparación de dos coches Mitsubishi a su nombre, consumo de su teléfono móvil, comidas, puros, sombreros, productos dietéticos y farmacéuticos o maletas por importe de 173.932 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Suspenden el ingreso en prisión del exsindicalista minero Fernández Villa por su delicado estado de salud