La mesa de partidos aplaza las elecciones catalanas al 30 de mayo sin el aval del PSC

La propuesta de la Generalitat se ha acordado sin el apoyo de los socialistas, que han mostrado su «total desacuerdo» y dice que el aplazamiento no responde a «criterios sanitarios»


Redacción

La mesa de partidos catalanes ha acordado este viernes, a propuesta del Govern y sin unanimidad por la posición contraria del PSC, aplazar las elecciones convocadas para el 14 de febrero y posponerlas al 30 de mayo, dada la evolución de los datos epidemiológicos en Cataluña.

Fuentes del PSC consultadas por Efe han mostrado su «total desacuerdo» con el aplazamiento propuesto por el Govern y aceptado mayoritariamente por los partidos que han participado en la cumbre celebrada hoy en el Parlamento catalán.

Los socialistas sugerían un aplazamiento técnico al 14 o 21 de marzo, para dejar pasar lo peor de la tercera ola de la pandemia de coronavirus en Cataluña, pero el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès (ERC), ha formalizado su propuesta: el domingo 30 de mayo, fecha aceptada con más o menos dudas por la mayoría de grupos.

El PSC rechaza aplazar las elecciones catalanas al 30 de mayo

Miquel Iceta dice que el cambio de fecha no responde «a criterios sanitarios»

La Voz

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha rechazado el aplazamiento de las elecciones catalanas, porque no responde «a criterios sanitarios». «Si solo es un cambio de fecha, no vamos a objetar; vamos a objetar un cambio de reglas del juego», ha explicado en rueda de prensa desde la cámara catalana.

Iceta ha defendido que la convocatoria electoral del 30 de mayo es «la misma» que la del 14 de febrero, por lo que considera que empezar el proceso de cero y permitir que se presenten nuevas candidaturas o se modifiquen las listas ya cerradas sería «ilegal».

«Si los partidos han decidido concurrir a unas elecciones con unas determinadas coaliciones y candidaturas, el hecho de que cambie la fecha no les habilita a cambiar estas cosas», ha agregado el presidente del grupo PSC-Units, que ha participado en la cumbre acompañado de la diputada Assumpta Escarp.

Aunque los socialistas catalanes llevan días asegurando que no hay motivos objetivos para postergar las elecciones del 14F, en la reunión de este viernes han presentado dos fechas alternativas, el 14 y el 21 de marzo, en aras del «consenso» con el resto de formaciones partidarias del aplazamiento.

En su opinión, ese margen es suficiente para que baje el pico de presión hospitalaria de la tercera ola en Cataluña, que los informes de la Consellería de Salud sitúan en el 19 de enero.

«Era tiempo suficiente para que bajara la presión sanitaria y el máximo tiempo para hacer previsiones razonables. Ningún experto solvente firma previsiones a más de cuatro o cinco semanas vista», ha sostenido Iceta, que ha avisado de que en mayo puede haber una «cuarta ola» de coronavirus como consecuencia de las vacaciones de Semana Santa.

En cualquier caso, Iceta ha confiado en que el PSC mantendrá la tendencia positiva que reflejan las encuestas efectuadas tras la designación del ministro de Sanidad, Salvador Illa, como candidato. «Sea como sea, la dinámica de cambio es imparable, y la victoria de Salvador Illa se producirá el 30 de mayo como se hubiera producido el 14 de febrero, con más margen. Pueden posponer el cambio, pero no pueden impedirlo», ha resuelto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La mesa de partidos aplaza las elecciones catalanas al 30 de mayo sin el aval del PSC