El Gobierno aplaza la decisión de declarar a Madrid zona catastrófica

Afirma que antes de decidir hay que evaluar los daños, mientras Castilla-La Mancha se suma a la petición

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, durante el Consejo de Ministros celebrado este martes
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, durante el Consejo de Ministros celebrado este martes EFE

Madrid / La Voz

Además de calles inundadas por la nieve, aceras intransitables y un frío polar que hiela el firme provocando resbalones y caídas a muchos viandantes, la tormenta Filomena ha dejado tras de sí una borrasca política que sigue enfrentado al Gobierno con la Comunidad y la ciudad de Madrid a costa de la posibilidad de declarar a la capital como zona catastrófica ante los estragos que ha provocado. El Gobierno se resiste a tomar por ahora esa decisión y afirma que está evaluando «los daños producidos» antes de pronunciarse. La decisión, que supondría la concesión de ayudas a empresas y particulares que hayan sufrido perjuicios, y también subvenciones a cargo del Estado por los daños en infraestructuras municipales, puede implicar no solo Madrid, sino también a Castilla-La Mancha, que se suma a esa reclamación y cuantifica ya los daños causados en la Comunidad para tramitarla. El municipio madrileño de Alcobendas, gobernado por el PSOE, también lo solicitará.

Aunque de momento solo el ayuntamiento madrileño de Colmenar Viejo ha registrado la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, lo que antes se denominaba zona catastrófica, tanto el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz-Ayuso, insisten en que la capital cumple todas las condiciones para que el Gobierno la declare zona especialmente afectada por el temporal.

 Montero carga contra Ayuso

El Ejecutivo arremetió contra el PP y negó que la decisión de declarar o no la zona de emergencia en Madrid dependa de «criterios políticos», tal y como aseguró Díaz Ayuso. Tras el Consejo de Ministros, que no tomó ninguna decisión al respecto, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró que Moncloa «no va a alimentar ningún tipo de disputa ni de confrontación». Pero, acto seguido, cargó contra Díaz Ayuso asegurando que «la Comunidad de Madrid mira al Gobierno cuando no quiere dar explicaciones de su propia gestión». Según el Ejecutivo, «la búsqueda constante de la confrontación no ayuda a solucionar los problemas y no es útil para la vida cotidiana de los ciudadanos». Montero defendió además la labor del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, frente a los ataques del PP, que lo acusa de haber llegado tarde a la crisis generada por el temporal de nieve.

 Marlaska rectifica su posición

«El Gobierno, por indicación del presidente, está concentrado en coordinar y apoyar a todas las administraciones. Ahí es donde creo que los ciudadanos nos tienen que encontrar obviando y dejando a un lado disputas partidistas que nada tienen que ver con la situación real de los hogares españoles», señaló Montero.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, responsable junto a la titular de Hacienda de valorar si se dan las circunstancias para la declaración de zona catastrófica, corrigió su posición inicial, en la que consideró que no concurrían los requisitos exigidos, y precisó que la decisión dependerá de «criterios técnicos». «Hemos empezado ya a evaluar los daños producidos, dentro de la etapa de recuperación en la ciudad de Madrid y el resto de zonas afectadas por una emergencia que sigue vigente», indicó, asegurando que cuando se tenga la evaluación «se tomará la decisión conforme a la ley».

A las peticiones del PP para que el Gobierno declare a la capital como zona afectada por una emergencia de protección civil se sumaron ayer los grupos municipales de Más Madrid y del propio PSOE, que adelantaron que apoyarán la petición cuando el Ayuntamiento la realice.

Casado rebaja las criticas y reclama la unidad de las administraciones frente al temporal

 La Voz

El líder del PP, Pablo Casado, rebajó ayer el tono de sus críticas al Gobierno y se centró en pedir unidad a las distintas administraciones ante los efectos del temporal. «Ante catástrofes tenemos que estar unidos. Pedimos una unidad de acción, en la que no haya colores políticos y ni siquiera hay logotipos de administraciones», señaló Casado, que elogió la labor de la Administración General del Estado y destacó especialmente la gestión de la ministra de Defensa, Margarita Robles. «Estamos todos al servicio de nuestros vecinos y al servicio de los españoles», señaló el líder popular. Antes de acompañar a Casado en una visita al centro de emergencias 112, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, insistió en reclamar la declaración de zona catastrófica para Madrid y aseguró que si el Ayuntamiento de la capital o cualquier otro consistorio «de cualquier signo político» consideran que los daños son suficientemente graves para pedirlo, el Gobierno de la Comunidad lo apoyará.

Sánchez dice que España va a salir adelante porque la sociedad «no se rinde ante la adversidad»

 G. B.

«Saldremos adelante porque la sociedad española no se rinde ante las adversidades». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó ayer junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, al primer batallón de la Unidad Militar de Emergencia (UME), con base en Torrejón de Ardoz (Madrid), y envió un mensaje de optimismo ante los estragos causados por el temporal. Sánchez agradeció el trabajo desplegado por la unidad y el de todo el Ejército durante la emergencia creada por la borrasca Filomena y el que ya venían realizando durante la pandemia. El jefe del Ejecutivo expresó su «gratitud» y también el «orgullo» por ese trabajo llevado a cabo, según dijo, en «los tiempos difíciles y complejos que nos ha tocado vivir».

 Refuerzo de servicios públicos

Sánchez incidió en que este tipo de emergencias refuerzan la importancia de mantener servicios públicos de primer nivel para dar una «respuesta eficaz y equitativa» a las necesidades de los ciudadanos, garantizando la seguridad. «Os lo agradezco de corazón, lo estáis dando todo y la sociedad os lo agradece también», les dijo a los soldados.

El presidente trasladó a los militares que el sentimiento que tiene la ciudadanía española es el de que «las fuerzas armadas, el Ejército de Tierra, la UME, todo el Sistema Nacional de Protección Civil, al igual que los profesionales sanitarios en respuesta a la pandemia», están dando «una respuesta eficaz pero también equitativa ante las emergencias».

 La UME aporta 1.500 efectivos

Hasta ahora, y desde que se desató la histórica tormenta que dejó un manto de nieve desconocido en España desde hace al menos cincuenta años, un total de 1.488 efectivos de la UME, Ejército de Tierra y Ejército del Aire trabajan junto al resto de servicios de emergencia coordinados por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, para paliar la complicada situación. Los equipos se han despegado en las comunidades autónomas de Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha. En el operativo frente al temporal participan 392 vehículos movilizados por las fuerzas armadas, de los cuales 217 están operando en Madrid, además de un dispositivo especial en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que consta de 182 militares con 67 vehículos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Gobierno aplaza la decisión de declarar a Madrid zona catastrófica