La peor nevada en 50 años cubre media España

La borrasca que colapsó Madrid deja al menos tres muertos, decenas de vuelos y trenes cancelados, caos de circulación de vehículos y camiones, y colegios cerrados hasta el miércoles

Gente esquiando ante la madrileña Puerta de Alcalá, tras una nevada histórica
Gente esquiando ante la madrileña Puerta de Alcalá, tras una nevada histórica

Madrid / Colpisa

El sábado 9 de enero del 2021 pasará a la historia como el día en que media España quedó colapsada por la nieve como si de Noruega se tratase: en ciudades como Madrid o Toledo los coches desaparecieron del asfalto, los esquiadores y los muñecos de nieve tomaron las calzadas y las familias sacaron los trineos. Fueron estampas no recordadas desde 1971, cuando hubo otra gran nevada. Pero la tormenta Filomena, que ha dejado hasta 60 centímetros de espesor de nieve en algunas zonas, también se ha cobrado tres víctimas: dos personas ahogadas en Mijas (Málaga) al ser arrastrado su coche por una riada y un hombre sepultado en Zarzalejo (Madrid).

Esta última comunidad fue la más afectada. La capital quedó colapsada por la nieve que cayó de modo ininterrumpido durante 30 horas, lo que impidió circular a vehículos particulares, obligó a interrumpir el servicio de autobuses y provocó el caos en las carreteras de circunvalación, donde cientos de coches y camiones quedaron atrapados varias horas. Por contra, Metro de Madrid funcionó 24 horas para «facilitar los desplazamientos esenciales, la comunicación entre municipios y el acceso a hospitales» debido al colapso de la circulación en la región, comunicó el vicepresidente de la comunidad, Ignacio Aguado.

Tal fue el caos circulatorio que Interior interrumpió el paso de vehículos pesados en las provincias limítrofes a Madrid. El Gobierno pidió a la población que se quedara en casa ante el peor temporal de los últimos 50 años. En la capital la situación fue caótica. Circular era imposible y solo los vehículos de emergencias (ambulancias, bomberos y policía) podían desplazarse a duras penas, aunque los accesos a los hospitales, en plena pandemia del coronavirus, estaban prácticamente cortados. El alcalde de la ciudad, José Luis Martínez- Almeida, solicitó a la ministra de Defensa, Margarita Robles, la ayuda del Ejército para retirar la nieve de las calles y miembros de la Unidad Militar de Emergencias, llegados desde Torrejón, Zaragoza y León, comenzaron a despejar las calzadas.

La borrasca también dejó diferentes tipos de alerta en Castilla-La Mancha, Aragón, Valencia, Cataluña y Madrid, y avisos rojos en Teruel, Zaragoza, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Tarragona, Madrid, Castellón y Valencia.

Salir de Madrid fue una misión imposible por carretera, pero también por avión o por tren.

Vuelos cancelados

El aeropuerto de Barajas permanece cerrado desde el viernes «razones de seguridad», y se espera que esta tarde recupere la actividad. El viernes, ya fueron anulados una treintena de vuelos y otros tantos fueron obligados a aterrizar en diferentes lugares. La medida afectó a tres de Iberia en Lavacolla y a cinco en Alvedro, el viernes. Un avión tuvo que regresar al aeropuerto coruñés y otro a Peinador, en Vigo. Las cancelaciones afectaron este sábdo a seis vuelos en Alvedro, y hoy lo harán a dos, informa Mila Méndez y Serafín Lorenzo.

Renfe, por su parte, suspendió todos sus servicios ferroviarios (AVE, media y larga distancia) con origen y destino Madrid, además del de Cercanías de la capital y los trenes transversales entre Andalucía y Cataluña. Ante las circunstancias, Madrid y Castilla-La Mancha anunciaron que cerrarán sus colegios este lunes y martes. También Felipe VI comunicó que suspendía su agenda hasta el miércoles. Tanto el Ministerio de Política Territorial como el Gobierno de Madrid apuntaron que los funcionarios seguirán teletrabajando excepto aquellos cuya presencia sea esencial.

El manto de nieve sobre Madrid obligó desde el viernes al uso de cadenas para circular por la ciudad. Anoche, estaban habilitados carriles por calles principales como Gran Vía y el Paseo del Prado.

Da a luz en un coche después de esperar horas a que llegase la ambulancia 

Una mujer de 34 años dio este sábado a luz en un coche después de haber esperado horas a que llegase una ambulancia para ir al hospital. Tras el nacimiento de Clara, que pesó 3,2 kilos, ambas fueron trasladadas por personal del Samur al hospital de La Paz, en Madrid, desde el Carlos III, al que los padres habían acudido por cercanía tras el parto, pero ese centro no dispone de maternidad. Madre e hija se encuentran en perfecto estado. Profesionales de Samur-Protección Civil asistieron a otras tres mujeres que se pusieron de parto. Con una de ellas, tuvieron que parar el vehículo en mitad del arcén de la carretera para llevar a cabo el alumbramiento. Además, lograron revertir una parada cardiorrespiratoria trasladando al paciente afectado al hospital al Gregorio Marañón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La peor nevada en 50 años cubre media España