Junts da por enterrada la mesa de diálogo y abre otro frente contra ERC: «Ha sido solo una foto»

La Voz M. L. REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Laura Borràs
Laura Borràs Kike Rincón | EUROPA PRESS

Los de Junqueras discrepan e insisten en la vía de la negociación

09 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace tiempo que JxCat y ERC han abierto una guerra que solo intereses comunes de supervivencia pueden ya cerrar. Ayer, fue la candidata a la Generalitat por el partido de Carles Puigdemont, Laura Borràs, quien lanzó los dardos a la formación de Oriol Junqueras, al asegurar que la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el catalán ha sido solo «un reportaje fotográfico y un paseo por el jardín» (de la Moncloa) hasta el momento. Afirmación que en las filas republicanas, que insisten en la vía del diálogo y no de la unilateralidad para resolver el conflicto catalán, no cayó nada bien.

En el Encuentro Digital Europa Press, Borrás criticó que durante el primer año del Gobierno central de coalición no se haya «avanzado en la represión y el diálogo», que en su opinión ya nació cojo. Y reprochó: «No hemos tenido ninguna solución, todo ha sido especulación» durante este primer año de Gobierno de Pedro Sánchez, para añadir que se ha especulado con indultos y reformas del Código Penal sin que se haya producido ningún avance.

Para Borràs, la mesa de diálogo «ya está enterrada». Y, a su juicio, lo que necesita Cataluña es un marco de negociación entre dos sujetos políticos que se reconozcan como dos interlocutores válidos para reconocer el derecho a la autodeterminación.

«España es una represión consolidada. Durante este año, Sánchez no ha querido, no ha podido o no ha sabido rebajar ni un milímetro la represión contra el independentismo. Y no ha querido, no ha podido o no ha sabido contener el pulso recentralizador del Estado. Ni ha querido, no ha podido o no ha sabido avanzar en la línea del diálogo», aseguró la candidata de JxCat.

Por último, señaló que Pedro Sánchez superó la investidura «gracias a un inconcreto compromiso con una no menos etérea mesa de diálogo», y lo acusó de saber que una vez investido este compromiso caería.

Desde Lérida, la secretaria general adjunta de ERC y candidata por esa provincia a las elecciones, Marta Vilalta, reaccionó ayer desmarcándose de sus todavía socios de Gobierno al decir que su partido no renuncia a la negociación en el conflicto catalán y que, aunque considera que el Gobierno no ha puesto todo lo que tenía que poner, la mesa del diálogo «no está muerta, ni ha quedado enterrada». «Si la candidata de JxCat quiere renunciar a hacer política, quiere renunciar a la palabra o quiere renunciar a poder sentarse y solucionar el conflicto político, que lo haga, nosotros no renunciaremos a nada», indicó. La republicana agregó que su grupo apuesta por poder ir con la máxima fuerza a negociar y que esa fortaleza la encontrarán «en las urnas el 14 de febrero para resolver democráticamente un conflicto que es democrático».