Prisiones asegura que no puede interferir en visitas como la de la portavoz de Bildu a presos de ETA en Cádiz

La Voz AGENCIAS | EUROPA PRESS

ESPAÑA

PP y Cs denuncian que Mertxe Aizpurua es «negociadora» y «socia» del Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez

08 ene 2021 . Actualizado a las 08:51 h.

Instituciones Penitenciarias ha recordado este jueves que «no puede interferir» en las visitas a los internos que realizan los diputados o autoridades tras las críticas de PP y Ciudadanos por el encuentro en plenas fechas navideñas, con restricciones de movilidad por el covid-19 en vigor, de la portavoz en el Congreso de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, a presos de ETA que cumplen condena en El Puerto de Santa María (Cádiz).

Fuentes de este organismo dependiente del Ministerio del Interior consultadas por Europa Press se han remitido al artículo 49 del Reglamento Penitenciario, que es el que regula las comunicaciones con autoridades o profesionales.

Además, argumentan que estas visitas a las prisiones son habituales por parte de los partidos políticos para conocer la realidad penitenciaria y que, en el caso de EH Bildu, llevan años entrevistándose con presos de la banda terrorista.

Sobre las críticas por el desplazamiento de Mertxe Aizpurua cuando había en vigor restricciones de movilidad durante las fiestas navideñas para los ciudadanos por la covid-19, Prisiones ha asegurado que no tienen competencias en materia de desplazamientos o sanciones en el caso de que se hubiera infringido la normativa en vigor.

Basta con la notificación de la visita

El PP y Ciudadanos han criticado la visita de la dirigente de la coalición aberzale al subrayar que es «negociadora» y «socia» del Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez.

El partido de Pablo Casado ha afirmado que es «inaceptable» la «condescendencia del Gobierno con Bildu» y ha advertido de que esa visita se hace con el «permiso» del Ministerio del Interior. Por su parte, la líder del partido naranja, Inés Arrimadas, ha resaltado que «muchos socialistas también se avergüenzan de que se entregue la gobernabilidad de España a esta gente».

Las citadas fuentes de Instituciones Penitenciarias sostienen que las visitas normalmente no requieren de «autorización expresa» por parte de la Administración y que basta con la «notificación» a la dirección de la cárcel, a efectos de que sea tenido en cuenta para la organización interna del centro.

Según ha informado 'El Mundo', las comunicaciones mantenidas el lunes y martes contaron con el visto bueno y el permiso por escrito de Interior. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha sido cuestionado por estos partidos y asociaciones por la AVT por autorizar desde 2018 hasta 144 traslados que benefician a 130 etarras, estando ya más de la mitad de los 195 que cumplen condena en España a menos de 200 kilómetros de sus domicilios.