Felipe VI destaca que la Constitución es la fuente que legitima a los poderes del Estado

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Defiende en su discurso de la Pascua Militar que la Carta Magna fija «los deberes» a los que todos están obligados y refleja «el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español».

07 ene 2021 . Actualizado a las 09:03 h.

En el discurso de la Pascua Militar más comprometido de su reinado, en medio de la polémica por las irregularidades que afectan a su padre; tras las críticas a la monarquía por parte de Unidas Podemos y de los partidos independentistas; en plena pandemia y tras los pronunciamientos públicos de un grupo militares en la reserva cuestionando al Gobierno de coalición, Felipe VI hizo una cerrada defensa de la Constitución y una firme invocación a respetarla como garantía y fuente de legitimidad de todos los poderes e instituciones del Estado. «Todos estamos comprometidos con la Constitución porque es el origen de la legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola», señaló en su alocución.

Frente al intento de un grupo de mandos retirados del Ejército de involucrarle en una deriva antidemocrática en una carta pública, y tras la revelación de un chat privado en el que vertían opiniones golpistas, el monarca destacó ante la cúpula militar que la Constitución «reconoce las libertades y los derechos y consagra los valores y el orden democráticos», además de fijar «los deberes a los que todos estamos sujetos» en un texto que refleja «el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español». Y, en medio del cuestionamiento a la monarquía parlamentaria por un sector del Gobierno, señaló también que la Carta Magna es el «reflejo de España, fuente de cohesión, marco y garantía de convivencia, de estabilidad y de solidez democrática».

 Labor del Ejército frente al covid

En un discurso sin alusiones que pudieran interpretarse como referencias a la situación de la Corona tras las informaciones que afectan a Juan Carlos I, el rey se centró en defender el papel del Ejército en un año marcado por la lucha contra la pandemia del coronavirus. «Nos unimos a todos los españoles para recordar y honrar con profundo respeto a las víctimas que deja el covid-19, para apoyar a sus familias y a quienes sufren la enfermedad», señaló, al tiempo que agradeció a los miembros de las fuerzas armadas la labor que llevan desarrollando desde el pasado mes de marzo. «Un trabajo extraordinario, combatiendo la pandemia y sus efectos allí donde se os ha necesitado, apoyando y animando a los ciudadanos, y aliviando el sufrimiento y la soledad de muchas personas y familias», les dijo a los máximos representantes militares, destacando su reacción «con iniciativa, inmediatez y eficacia, realizando cometidos difíciles y variados por toda España» cuando han sido requeridos para ello.