El BNG reclama a Sánchez «menos triunfalismo» y más pasos concretos

Francisco Balado Fontenla
F. Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

MARCOS MÍGUEZ

Los nacionalistas gallegos fueron los únicos que se descolgaron en los Presupuestos de la mayoría de la investidura

30 dic 2020 . Actualizado a las 20:11 h.

«Triunfalista e pouco axustada á realidade». Es la valoración que hace el BNG de la autoevaluación ofrecida por Pedro Sánchez sobre el grado de cumplimiento del Gobierno del acuerdo firmado hace casi un año con el BNG y que acabó propiciando su investidura como presidente. Los nacionalistas reclaman que en la autoevaluación a la que se sometió Sánchez «faltan moitas medidas», y que otras tantas erróneamente fueron calificadas por los expertos seleccionados por Moncloa como «cumpridas» o «en proceso», cuando no están ni siquiera en pañales. El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego pone como ejemplo el estatuto de la Industria Electrointensiva «que o Goberno dá por cumprido unha vez que aprobou o proxecto», pero que en realidad «non representa unha solución real á crise da nosa industria, non responde aos criterios que figuran no acordo de posibilitar unha tarifa estable, asumible e predecible». El diputado nacionalista también niega que puedan considerarse como un «avance» el compromiso de constituir un grupo de expertos para que los emigrantes retornados no se vean perjudicados a la hora de tributar.

Por otra parte, Rego considera que «non é serio» que el Ejecutivo de por «decaído» de forma unilateral alguno de los acuerdos firmados en enero del 2020, como el que establecía el estudio de una tarifa eléctrica gallega, argumentando el Gobierno que la ley que regula el sector determina que la tarifa será «única en todo o territorio español», cuando precisamente es uno de los aspectos que pretendía modificar el BNG.

La oportunidad de los PGE

El BNG votó recientemente en contra de los Presupuestos Generales del Estado, convirtiéndose así en la única fuerza política que se descolgó de la mayoría de investidura, y Rego aprovecha la oportunidad para insistir en su idea de que el Gobierno «desperdiciou unha boa oportunidade para avanzar nos compromisos establecidos para a modernización das redes ferroviarias interiores». Sin embargo, sí admite avances con la AP-9 «ou a dragaxe da Ría do Burgo».