Sánchez anuncia una reforma de la monarquía para adaptarla al siglo XXI

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Hace un balance autocomplaciente del cumplimiento de los objetivos en el primer año de Gobierno y carga contra el PP

30 dic 2020 . Actualizado a las 09:38 h.

«Paso a paso se irá conociendo cómo se materializa la hoja de ruta». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abrió la puerta de esta manera a la aprobación de una ley de la Corona que transforme a la institución en una «monarquía parlamentaria, constitucional y adecuada a la España del siglo XXI», aumentando su «transparencia», su «rendición de cuentas» y su «ejemplaridad». Durante la presentación del balance del primer año del Ejecutivo de coalición, el jefe del Gobierno dio a entender que trabaja ya junto al monarca en esa reforma. Aunque dejó la iniciativa en manos del jefe del Estado, afirmó que Felipe VI «ha dado muestras con hechos de su voluntad de actualizar la monarquía». Adelantó que «ese ánimo de renovación va a continuar» y que, «en lo que el Gobierno pueda ayudar, estará a disposición de la Corona». El anunció llega en pena polémica por las actividades presuntamente irregulares del rey emérito Juan Carlos I y después de que Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno, anunciara una iniciativa para regular la actividad del rey y del resto de la familia real.

Fortaleza de la coalición

«La experiencia es la madre de la ciencia». La fortaleza de la coalición fue uno de los ejes del discurso de Sánchez, que aseguró que la alianza se mantendrá durante toda la legislatura y este será por tanto un Ejecutivo «largo y fructífero». Pese a admitir las dificultades que entraña el mantener la unidad en el discurso de un equipo «con muchas voces distintas», precisó que «la única palabra» es la del Boletín Oficial del Estado. «La experiencia es la madre de la ciencia», indicó, justificando las discrepancias públicas entre los socios en el hecho de que se trata de la primera experiencia de un Gobierno de coalición en España.

Balance sin autocrítica

Gestión «muy sobresaliente». En su resumen del año, Sánchez no dejó espacio a la autocrítica, calificó de «muy sobresaliente» la gestión del Gobierno y, a pesar de reconocer los problemas que conlleva un Ejecutivo de coalición, minimizó el desgaste que reflejan los sondeos asegurado que el último barómetro del CIS recoge «un mejor resultado» para la coalición que el que obtuvo en las pasadas elecciones generales y que «todas las encuestas reflejan que la ciudadanía confía en los partidos que están al frente del Gobierno». Descartó por ello acometer cambios en la composición del Consejo de Ministros y también que la coalición pueda romperse antes de que concluya su mandato de cuatro años.