Marlaska sostiene que la relación con Marruecos «para nada» se ve alterada tras la reivindicación de Ceuta y Melilla

El ministro del Interior asegura que «no hay ningún tipo de cuestión o problema planteado»

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

Redacción

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sostenido este miércoles que la relación «extraordinaria» con Marruecos «para nada» se ve alterada en los últimos días tras la reivindicación de Ceuta y Melilla del primer ministro marroquí, Saadeddine El Othmani.

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Grande-Marlaska asegura que «no hay ningún tipo de cuestión o problema planteado» tras la mediación este martes del Ministerio de Asuntos Exteriores español, que llamó a consultas a la embajadora del país vecino para pedirle aclaraciones.

Grande-Marlaska ha puesto en valor la relación con Marruecos en cuestiones como la política migratoria al ser preguntado por las palabras del primer ministro marroquí señalando que «llegará el día» en el que se reabra el asunto de Ceuta y Melilla, «territorios marroquíes como el Sáhara».

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, aseguró ayer que la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, le trasladó en la reunión a la que fue convocada que no hay cambios en la postura de su país en relación con Ceuta y Melilla.

«Su postura tradicional no ha cambiado como tampoco ha cambiado la nuestra: Ceuta y Melilla son españolas», aseguró la ministra española, valorando las palabras del primer ministro días después de que el país vecino se anotara una victoria diplomática con el apoyo de Donald Trump, que firmó el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. La declaración coincidió con la suspensión a última hora de una reunión de alto nivel hispano-marroquí.

Marruecos insiste en que Ceuta y Melilla están «ocupadas»

G. B.
La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich
La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich

«No hay tema. Ceuta y Melilla son españolas. Eso lo conoce muy bien el Gobierno marroquí. Esto no lo discute el Gobierno de España ni lo discutimos en este país». Un día después de que el primer ministro del reino alauí, Saadeddine El Othmani, afirmara en una entrevista que Ceuta y Melilla «son marroquíes como el Sáhara», el Ejecutivo mostró ayer, por boca de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, la máxima contundencia en la respuesta. El Gobierno convocó de urgencia el pasado lunes a la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, a la que la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, pidió explicaciones, trasladándole que «España espera de todos sus socios respeto a la soberanía e integridad territorial de nuestro país». Benyaich aclaró en esa reunión que la postura de Marruecos en relación con Ceuta y Melilla no ha cambiado, por lo que sigue sin reconocer la soberanía española sobre las dos ciudades y las considera «ocupadas». Así lo explicó ayer la ministra de Asuntos Exteriores,, Arancha González Laya.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Marlaska sostiene que la relación con Marruecos «para nada» se ve alterada tras la reivindicación de Ceuta y Melilla