Pablo Iglesias presiona a Sánchez para que reactive la reforma de la elección del CGPJ afeada desde Bruselas

Casado se mantiene firme y se niega a que Podemos participe en el reparto del órgano de gobierno de los jueces

Iglesias y la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una charla privada en la sesión de este miércoles en el Congreso.
Iglesias y la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una charla privada en la sesión de este miércoles en el Congreso. E. Parra. POOL

Madrid | La Voz

El presidente del Gobierno y el jefe de la oposición llevaban sin hablar 55 días, pero la conversación telefónica que mantuvieron este martes solo sirvió para constatar las diferencias casi insalvables que les separan en muchos asuntos, tal y como quedó constatado en el Congreso en un pleno al que Pedro Sánchez acudió para dar cuenta del estado de alarma.

Las diferencias son múltiples y diversas, pero cristalizan todas ellas en la negativa del PSOE y PP por llegar a un acuerdo para proceder a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de Gobierno de los jueces, para el que se requiere una mayoría en la Cámara Baja de al menos tres quintas partes y, por tanto, a diferencia de otras votaciones como la investidura o los Presupuestos, pasa por el visto bueno de los populares. 

Moncloa lleva meses acusando a Casado de paralizar dicha renovación. El presidente del PP pasó este miércoles al contraataque al denunciar que es Sánchez el «único que está bloqueando la renovación institucional» por su «cobardía» ante Pablo Iglesias por no aceptar que el reparto de los vocales del CGPJ se negocie exclusivamente entre el PSOE y el PP, como se viene haciendo «en los últimos 40 años». Génova pone como condición innegociable para llegar a un acuerdo que Podemos no participe en la designación de estos jueces, especialmente cuando desde el partido morado están intensificando sus ataques contra la Corona y tras las declaraciones del vicepresidente segundo en las que se refería a Bildu y ERC como «socios fundamentales en la dirección del Estado».

Fuentes en la dirección del PP trasladan a este periódico su malestar por el momento en el que Sánchez decidió hacer la llamada telefónica a Casado tras casi dos meses sin intercambiar impresiones, al coincidir esta con el instante en el que la mayoría parlamentaria del Gobierno y sus socios aprobaban una ley mediante la que se limitan los poderes del CGPJ mientras este se encuentre en funciones. 

En la nevera del Congreso aguarda otra reforma legal acordada entre el PSOE y Podemos mediante la que ambas formaciones pretenden rebajar el umbral parlamentario para que se pueda llevar a cabo la renovación del CGPJ, convirtiendo la posición del PP en irrelevante. Esta iniciativa planteada por las dos formaciones que sostienen al Gobierno fue afeada desde Bruselas, por lo que decidieron dejarla en barbecho. Pero este miércoles Pablo Iglesias volvió a presionar a Sánchez para que se decida a recuperarla y seguir adelante. En pleno debate en el Congreso, el vicepresidente segundo afirmó en un tuit que la postura de Casado solo dejaba dos opciones: «Asumir que el CGPJ no se va a renovar hasta que la derecha gane unas elecciones» o «cumplir el mandato constitucional y adaptar la ley al presente para cumplir la Constitución».

«No seas cabezón», le espeta la ministra de Hacienda al vicepresidente Iglesias

La Voz

El vicepresidente y la ministra María Jesús Montero han protagonizado este miércoles una tensa conversación en los pasillos del Congreso. Pablo Casado advierte de que el Ejecutivo vive un «guirigay, es decir, la 'puñetera locura' a la que hacía referencia Felipe González»

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Hacienda, la socialista María Jesús Montero, han protagonizado este miércoles una tensa conversación en los pasillos del Congreso hasta el punto de que se ha oído a la portavoz pedir al líder de Podemos que no fuese «cabezón».

Mientras transcurría el debate en el Pleno del Congreso sobre los últimos Consejos Europeos y la evolución de la pandemia del coronavirus, Iglesias y Montero han salido a uno de los salones próximos al hemiciclo para mantener una charla aparte.

La conversación, de la que han sido testigos los informadores gráficos acreditados en la Cámara, se produce en un contexto de diferencias entre los dos socios del Gobierno de coalición, con temas en el aire como la subida del Salario Mínimo Interprofesional o el decreto para prohibir cortes de suministro por pobreza sobrevenida.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pablo Iglesias presiona a Sánchez para que reactive la reforma de la elección del CGPJ afeada desde Bruselas