«No seas cabezón», le espeta la ministra de Hacienda al vicepresidente Iglesias

El vicepresidente y la ministra María Jesús Montero han protagonizado este miércoles una tensa conversación en los pasillos del Congreso. Pablo Casado advierte de que el Ejecutivo vive un «guirigay, es decir, la 'puñetera locura' a la que hacía referencia Felipe González»


Redacción

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Hacienda, la socialista María Jesús Montero, han protagonizado este miércoles una tensa conversación en los pasillos del Congreso hasta el punto de que se ha oído a la portavoz pedir al líder de Podemos que no fuese «cabezón».

Mientras transcurría el debate en el Pleno del Congreso sobre los últimos Consejos Europeos y la evolución de la pandemia del coronavirus, Iglesias y Montero han salido a uno de los salones próximos al hemiciclo para mantener una charla aparte.

La conversación, de la que han sido testigos los informadores gráficos acreditados en la Cámara, se produce en un contexto de diferencias entre los dos socios del Gobierno de coalición, con temas en el aire como la subida del Salario Mínimo Interprofesional o el decreto para prohibir cortes de suministro por pobreza sobrevenida.

Precisamente este martes Unidas Podemos reprochó a la vicepresidenta Teresa Rivera su posición en el tema de los cortes de suministro, y la responsable de Transición Ecológica se ha mostrado este miércoles «sorprendida» por esas críticas, que tacha de «extrañas». Tras las quejas de los morados, la propia Portavoz del Gobierno afeó este martes a Unidas Podemos, desde la mesa del Consejo de Ministros, que airearan los debates internos que están en marcha en el Consejo de Ministros.

En concreto, defendió que «lo lógico» es que los debates internos que están en marcha en el Consejo de Ministros se mantengan dentro de este órgano hasta que se comuniquen los acuerdos, después de que la formación morada hiciera público su malestar por esa negociación sobre los suministros básicos, antes de que se produjera incluso la rueda de prensa posterior al Consejo.

Fuentes de Moncloa consultadas por Europa Press insisten en que un Gobierno debe resolver sus discrepancias «en el debate interno». El día que Sánchez presentó, hace casi un año, el 12 de enero, a los miembros de su equipo de Gobierno, ya defendió que aunque el nuevo Ejecutivo de coalición hablara «con varias voces», debía hacerlo siempre «con una sola palabra».

Aunque tanto el PSOE como Unidas Podemos han abogado en las últimas semanas por normalizar sus discrepancias, lo cierto es que los desacuerdos entre los socios de la coalición siguen generado importantes tensiones entre algunos Ministerios.

Discrepancias sobre el salario mínimo desahucios y monarquía

El debate sobre las medidas para garantizar suministros básicos es el último que ha generado discrepancias entre los socios del Gobierno de coalición, pero ahora también están inmersos en un tira y afloja sobre la conveniencia o no de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el 2021, y la cuantía, que protagonizan principalmente el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz, desde Unidas Podemos, frente al de Economía de Nadia Calviño y el de Hacienda de Montero.

Y todo esto, después de que hace menos de un mes la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la secretaria de Estado de Agenda 2030 y dirigente de Unidas Podemos, Ione Belarra, se cruzaran públicamente duros reproches a cuenta de las posturas enfrentadas sobre la forma de paralizar los desahucios o el Sáhara Occidental.

Además, las posturas enfrentadas en torno a la Monarquía se han vuelto a poner de manifiesto esta semana, en la que el Congreso ha vuelto a rechazar, con los votos del PSOE, la comisión de investigación sobre las presuntas irregularidades del rey emérito que Unidas Podemos y otras fuerzas llevan años reclamando.

Casado pide a Sánchez poner «orden en su jaula de grillos»

El líder del PP, Pablo Casado, ha afirmado este miércoles que España «se merece algo más que este desgobierno» y ha solicitado al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que ponga «orden en su jaula de grillos», haciendo mención al último episodio de tensión en el pasillo del Congreso entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

«Montero le dice a Iglesias ahora en el pasillo 'no seas cabezón'», ha proclamado Casado en el Pleno del Congreso, aludiendo a la conversación entre ambos ministros que han captado los informadores gráficos. Casado ha subrayado que mientras los miembros del Gobierno «se pegan en los pasillos», en el Pleno del Congreso se está debatiendo sobre la evolución de una pandemia que dejó este martes casi 400 muertos y la situación de un país que ya cuenta con «cuatro millones de españoles en paro» y tiene «un millón de autónomos en el alero».

El líder del PP ha hecho mención también a las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, tras las palabras de otro ministro, Alberto Garzón, «criticando al rey» o a las manifestaciones de la vicepresidenta económica Nadia Calviño discrepando de las medidas de ministros de Podemos como Yolanda Díaz.

Por todo ello, ha recalcado que el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos vive un «guirigay». «Es decir, la 'puñetera locura' a la que hacía referencia Felipe González», ha exclamado el presidente del PP, cosechando un aplauso de la bancada popular.

Pablo Iglesias presiona a Sánchez para que reactive la reforma de la elección del CGPJ afeada desde Bruselas

Fran Balado
Iglesias y la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una charla privada en la sesión de este miércoles en el Congreso.
Iglesias y la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una charla privada en la sesión de este miércoles en el Congreso. E. Parra. POOL

Casado se mantiene firme y se niega a que Podemos participe en el reparto del órgano de gobierno de los jueces

El presidente del Gobierno y el jefe de la oposición llevaban sin hablar 55 días, pero la conversación telefónica que mantuvieron este martes solo sirvió para constatar las diferencias casi insalvables que les separan en muchos asuntos, tal y como quedó constatado en el Congreso en un pleno al que Pedro Sánchez acudió para dar cuenta del estado de alarma.

Las diferencias son múltiples y diversas, pero cristalizan todas ellas en la negativa del PSOE y PP por llegar a un acuerdo para proceder a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de Gobierno de los jueces, para el que se requiere una mayoría en la Cámara Baja de al menos tres quintas partes y, por tanto, a diferencia de otras votaciones como la investidura o los Presupuestos, pasa por el visto bueno de los populares. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«No seas cabezón», le espeta la ministra de Hacienda al vicepresidente Iglesias