Sánchez defiende la monarquía frente a la presión de Podemos y el secesionismo

Unidas Podemos exige investigar al emérito, y el BNG y los independentistas, a Felipe VI. A lo largo de la tarde se barajó que Moncloa y Zarzuela estuvieran negociando las condiciones del regreso a España del rey emérito. La Fiscalía mantiene abierta su investigación

El rey, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía
El rey, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía

Madrid / La Voz

Unidas Podemos, los partidos independentistas, el BNG y el resto de socios de investidura, con la excepción del PNV, elevaron este viernes al máximo la presión sobre Pedro Sánchez para cuestionar el papel de la monarquía. Tras el anuncio de la regularización fiscal presentada por Juan Carlos I, la formación morada registró la petición de apertura de una comisión de investigación en el Congreso «sobre el uso de tarjetas de crédito opacas por parte del rey emérito, con posterioridad a su abdicación con cargo a fondos procedentes del extranjero». Para tratar de impedir su desestimación, la petición precisa que se trata de hechos posteriores a la abdicación.

A esa iniciativa se sumó luego otra firmada por el BNG, ERC, EH-Bildu, JxCat, la CUP, Más País y Compromís, que el PNV rechazó suscribir, en la que se reclama investigar incluso al rey Felipe VI para esclarecer «la trama vinculada a las presuntas ilegalidades e irregularidades cometidas por miembros de la Casa Real». En esta solicitud se plantea indagar sobre «el conocimiento que puedan tener de los hechos objeto de las investigaciones los actuales miembros de la Casa Real, así como el mismo rey Felipe VI».

Esos movimientos provocaron una reacción del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que hizo una cerrada defensa del actual monarca, sobre el que dijo que «durante todo su reinado ha trasladado una imagen de ejemplaridad y transparencia». «En muchas ocasiones las explicaciones no se dan con la palabra sino con los hechos», indicó para rechazar una investigación en el Congreso. Sánchez instó a distinguir entre la persona de Juan Carlos I y la institución monárquica, que se comprometió de nuevo a defender durante todo su mandato.

«No se juzga a la Corona, se juzga al anterior jefe del Estado. Como no se juzga al Parlamento, se juzga a parlamentarios. Como no se juzga al Poder Judicial, se juzga a un juez», explicó. Pero fue más lejos y señaló que en este momento no hay ninguna causa abierta contra Juan Carlos I e invocó la presunción de inocencia. Recordó también que, cuando abandonó España, el emérito se comprometió a que si la Justicia lo requería estaría a disposición de la misma. Aunque Sánchez es partidario de que Juan Carlos I no regrese ahora, para no elevar la presión sobre Felipe VI, en público, dejó esa cuestión en manos de la Casa del Rey.

Especulación sobre el regreso

Varios medios publicaron este viernes que la Zarzuela y el Gobierno negocian el regreso de Juan Carlos I, que incluiría la retirada del título de rey mediante la modificación del decreto de junio del 2014 que así lo estableció antes de su abdicación. Aunque la noticia fue desmentida desde la Casa del Rey y la Moncloa, el hecho de que la Zarzuela incluya de nuevo al emérito y la reina Sofía en su felicitación navideña apunta a un acercamiento de posiciones.

El ala socialista del Ejecutivo dejó ver su enfado con la iniciativa de Unidas Podemos de pedir una comisión de investigación. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, recordó que la formación de Pablo Iglesias es «el cuarto grupo en la Cámara» y por ello no auguró «mucha viabilidad» a su propuesta. Calvo recordó que Juan Carlos I «ni vive de los recursos públicos ni tiene actividad pública». Aunque el emérito considera solventados sus problemas judiciales con la regularización fiscal, la Fiscalía del Supremo aclaró que la investigación sigue en marcha a la espera de comprobar si la puesta al día con Hacienda se produjo antes de conocer que ya se le investigaba. De no ser así, se consideraría inválida.

La Fiscalía mantiene abierta la investigación al emérito a pesar de la regularización

La Voz
Juan Carlos I, en una imagen de marzo del 2018
Juan Carlos I, en una imagen de marzo del 2018

Acuerdan valorar la «espontaneidad, veracidad y completitud» de la declaración presentada por Juan Carlos I

La Fiscalía ha informado este viernes de que la regularización voluntaria de 678.393,72 euros del rey emérito Juan Carlos I afecta a «una investigación más amplia», en la que tienen que estudiar la «espontaneidad, veracidad y completitud» de la declaración tributaria efectuada hace dos días por el monarca. Se trata del primer paso que ha dado la Fiscalía del Tribunal Supremo tras la regularización fiscal realizada por el monarca para evitar responsabilidades penales.

«Tras la reunión mantenida por los fiscales responsables de la investigación, la Fiscalía valorará el alcance de la declaración tributaria presentada por don Juan Carlos de Borbón y Borbón el pasado día 9 de diciembre, su espontaneidad, veracidad y completitud, en el marco de una investigación más amplia», señala el Ministerio Público en un escueto comunicado. Eso sí, nada dice de la comunicación que la Fiscalía hizo a Juan Carlos I sobre la existencia de diligencias de investigación en su contra, algo que fuentes fiscales afirman es «habitual» en este tipo de diligencias preprocesales, no judicializadas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

Sánchez defiende la monarquía frente a la presión de Podemos y el secesionismo