El presidente en funciones de la Generalitat dice que el Supremo quiere «hacer descarrilar al independentismo de la vía política»

«Por cada paso que da el independentismo para condicionar al Gobierno del Estado, la derecha judicial da otro paso para aumentar la represión hacia el independentismo», señala


Redacción

El vicepresidente en funciones de presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha sostenido este sábado que la revocación del tercer grado a los presos independentistas por parte del Supremo responde a la voluntad de este tribunal de querer «hacer descarrilar al independentismo de la vía política».

Este viernes, el Supremo revocó el tercer grado concedido por la Generalitat a los nueve condenados a prisión por el «procés», quienes tampoco podrán gozar del régimen flexible que les permitía salir para ir a trabajar o hacer voluntariado en virtud del artículo 100.2 del reglamento penitenciario.

Aragonès ha atendido esta mañana a los periodistas por primera vez junto a la futura número dos de la lista de ERC para las elecciones catalanas, Laura Vilagrà, tras su visita a la Fundación AMPANS en Santpedor (Barcelona), informa Efe.

«Por cada paso que da el independentismo para condicionar al Gobierno del Estado, la derecha judicial da otro paso para aumentar la represión hacia el independentismo», ha señalado Aragonès, quien ha añadido que «su objetivo es claro: hacer descarrilar al independentismo de esta vía política».

Sin embargo, el también coordinador nacional del ERC ha adelantado cuál será «la respuesta» de los republicanos: «No movernos ni un milímetro del camino por la defensa de la dignidad de las personas ni del camino hacia la independencia».

Aragonès también ha afirmado que los autos de la víspera del Supremo «dejan a las claras que la vía judicial es una vía muerta» y, por ello, ha defendido que «ante la represión» solo queda la opción de hacer «más política que nunca». Así, ha recordado las propuestas de ERC: ley de amnistía y referendo de autodeterminación en Cataluña.

Sobre la posibilidad de que el Gobierno opte por conceder los indultos a los independentistas en prisión, opción que Unidas Podemos pide adoptar lo más rápido posible, Aragonès ha recordado que los comunes forman parte del Ejecutivo central, así que les ha pedido que «espabilen».

En cualquier caso, ha insistido que ERC apuesta por la amnistía porque es la única «solución política» sobre la mesa. Vilagrà, a su vez, ha censurado el «acto de venganza» llevado a cabo por el Supremo y ha afirmado que «las convicciones de los presos políticos siguen firmes» pese a lo complicado de su situación personal.

También ha defendido que ERC es «la herramienta más útil» para avanzar hacia la independencia: «Somos quienes llevaremos a este país a la independencia y a la victoria y también quienes haremos que esta situación tan complicada (en referencia a la crisis) se pueda revertir de la forma más rápida», ha dicho.

El Supremo revoca la semilibertad que concedió la Generalitat a los nueve presos del 1-O

Cristian Reino
Oriol Junqueras, condenado a prisión por el Procés, cuando consiguió el tercer grado ahora revocado por el Supremo
Oriol Junqueras, condenado a prisión por el Procés, cuando consiguió el tercer grado ahora revocado por el Supremo

Argumenta que el tercer grado es prematuro y no han cumplido ni la mitad de la condena

 Los nueve presos del procés tendrán que esperar encarcelados sin poder salir de prisión en régimen de semilibertad a trabajar o a hacer labores de voluntariado y a dormir en casa durante los fines de semana. El Tribunal Supremo les revocó este viernes el tercer grado, al considerar que esta medida es «prematura». Todos ellos fueron condenados hace poco más de doce meses a penas de nueve a trece años de prisión por delitos de sedición y malversación, en algunos casos. Entre la prisión provisional y el cumplimiento de pena, llevan en torno a tres años entre rejas, insuficiente para el Supremo para que se les conceda el tercer grado. Aunque el alto tribunal no fija el mínimo necesario. La decisión afecta de modo especial a Carme Forcadell y Dolors Bassa, pues son las únicas que estaban disfrutando de esta clasificación penitenciaria, ya que a los siete reos varones se les suspendió el tercer grado en agosto a la espera de la decisión del Supremo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El presidente en funciones de la Generalitat dice que el Supremo quiere «hacer descarrilar al independentismo de la vía política»