Madrid / La Voz

Los Presupuestos Generales del Estado no quedarán aprobados de forma definitiva hasta el próximo 29 de diciembre, fecha en la que previsiblemente el Congreso acogerá la votación final que haga pasar a mejor vida los de Montoro, pero el Gobierno de coalición se apuntó ayer una importante victoria parlamentaria con la votación de las enmiendas, un escollo que solventó con cierta holgura.

Tal y como se preveía, finalmente fueron 189 los votos a favor con los que contó el Ejecutivo debido a la incorporación a última hora de José María Mazón, diputado del PRC. Se tratan de 13 apoyos por encima de los 176 en los que está fijada la mayoría absoluta de la Cámara Baja. Exactamente los mismos 13 diputados de los que dispone ERC, otra de las formaciones que llegaron a un acuerdo con el Gobierno para aprobar las cuentas.

Junto a los de Esquerra y el PRC, las fuerzas capitaneadas por Sánchez e Iglesias lograron sellar también acuerdos para contar con el voto favorable de los cuatro diputados del PDECat que ya no obedecen a Puigdemont, de los seis representantes del PNV, de los dos de Más País, del de Compromís, del de Nueva Canarias, del de Teruel Existe y de los cinco de EH Bildu, un apoyo este último que ha sido objeto de gran parte de las críticas de la oposición. Estos votos, sumados a los 135 de los que ya de por sí disfruta la coalición de Gobierno (120 PSOE y 35 Unidas Podemos), allanan el camino para que Sánchez e Iglesias saquen adelante las nuevas cuentas públicas, y para que lo hagan además con el mayor respaldo parlamentario desde el 2007, cuando el también socialista Zapatero era el inquilino del palacio de La Moncloa. La coalición logra 13 apoyos más que los cosechados en su día por Rajoy, que bien avanzado el 2018 logró aprobar unas cuentas con el cinco raspado: 176 votos a favor. 

Cs y el BNG fuera de la foto

El que finalmente no entró en la foto fue Cs. Tras meses de negociaciones, Arrimadas acabó descolgándose por las «intolerables» cesiones del Gobierno al secesionismo, denunciando que Sánchez prefirió a «Junqueras y a Otegi» antes que la vía «moderada» que ella le ofertaba. El BNG también rechazó los Presupuestos en la votación de ayer justo antes de su salto al Senado, en donde a buen seguro les serán planteadas más enmiendas que el Gobierno volverá a solventar sin problema gracias a la mayoría de la que disfruta el PSOE en la Cámara Alta. Una vez resuelto también ese trámite, llegarán de vuelta a la Carrera de San Jerónimo, en donde el próximo 29 de diciembre serán aprobadas de forma definitiva, por lo que podrán entrar en vigor el primer día de enero del 2021.

Sánchez celebró ayer la «luz verde» del Congreso a «los Presupuestos más renovadores y sociales para responder a la peor crisis en un siglo». Su ministra de Hacienda, María Jesús Montero, llamó a trabajar de cara a «consolidar» esta mayoría en los tres años que restan de legislatura, pero a diferencia de lo manifestado por el vicepresidente Pablo Iglesias, reservó la etiqueta de «socio prioritario» para el PNV, excluyendo a ERC y Bildu, aunque sí les agradeció «su compromiso con estas cuentas públicas». La portavoz del Gobierno también mostró su intención de seguir negociando con Cs para tratar de incorporarlos al acuerdo en las cuatro semanas que restan por delante antes de que se celebre la votación final.

El PP dice que con las cuentas se consuma la «traición» de Sánchez a España

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha asegurado que con los Presupuestos Generales del Estado para el 2021 se consuma la «traición» a España del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, tras su «negociación política» y no presupuestaria con Bildu y ERC. Además, ha recalcado que esas cuentas no están enfocadas a que «nadie quede atrás» sino a que el Gobierno «siga estando en la Moncloa».

Para Gamarra, son los PGE que «demuestran la mentira» de Sánchez porque «los ha pactado con todos aquellos con los que dijo que no llegaría a ningún tipo de acuerdo». Y ha citado a Bildu y a los independentistas que «forjaron ese golpe a la democracia española».

La asignación a la Casa del Rey, aprobada con los votos de Podemos, ERC y Bildu, y el rechazo de Vox y Ciudadanos

Las votaciones de las enmiendas a los Presupuestos dieron pie a sorpresas y a extrañas alianzas. La financiación de la Casa del Rey, por ejemplo, se aprobó con los votos de Podemos, ERC, PNV, Bildu y Más País, y el rechazo de Vox y Ciudadanos. El Gobierno además vio como le colaban 13 enmiendas gracias a la inusual confluencia de independentistas catalanes y vascos con los partidos de la foto de Colón.

Para los anales parlamentarios será poco más que una nota a pie de página, pero no deja de ser llamativo que formaciones republicanas confesas permitieran la financiación de la Corona con 8,4 millones de euros, un aumento del 7 % respecto a la asignación vigente, y que monárquicos de pro la rechazaran. Esquerra retiró las enmiendas que proponían una partida de cero euros para la Casa del Rey y asignar un sueldo a Felipe VI, mientras que Podemos justificó su apoyo para no poner en riesgo los Presupuestos. No fue una súbita conversión a la fe monárquica. Estaban en juego las cuentas porque todo el proyecto hubiera decaído con el rechazo de una sola de sus secciones.

Hace una semana, en la comisión de Presupuestos, los morados ya rechazaron las enmiendas de ERC a la asignación real porque eran «propaganda». Flaca memoria. Cuando Podemos estaba en la oposición enmendaba las cuentas de la Zarzuela. El viraje de ERC facilitó una ácida crítica de la CUP, que le afeó que apoyaran la entrega de «23.000 euros al día» para Felipe VI y su casa cuando el salario mínimo «no llega a los mil euros al mes». Vox y Cs, entretanto, argumentaron su rechazo por su desacuerdo global con los Presupuestos. El PP no cayó en esa contradicción y votó a favor. La asignación a la monarquía fue una de las que contó con mayor apoyo, 275 síes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno de coalición saca adelante sus primeros Presupuestos con holgura