La Fiscalía pide a Robles que identifique a los exmilitares del chat franquista

Mateo Balín MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Margarita Robles, ministra de Defensa, acompañada por el JEMAD en el acto oficial del 12 de octubre
Margarita Robles, ministra de Defensa, acompañada por el JEMAD en el acto oficial del 12 de octubre Kiko Huesca | EFE

El JEMAD acusa a los oficiales retirados de falsear su condición militar

05 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Marejada en el Ministerio de Defensa a cuenta de la campaña de militares retirados contra la acción del Gobierno y en defensa de un «pronunciamiento» del Rey como mando supremo de las Fuerzas Armadas. En un inédito comunicado, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, entró este viernes en el juego de la política al asegurar que «las opiniones de estas personas no pueden considerarse representativas del colectivo militar».

El general del Ejército del Aire subrayó que los oficiales retirados que abogaron en un chat privado por golpes de Estado y, en el caso particular de un general, por «fusilamientos» de civiles contrarios a su ideología, tienen «todo derecho a expresar lo que consideren, pero no arrogándose un derecho de representatividad que no poseen, que daña la imagen de las Fuerzas Armadas y que confunde a la opinión pública».

El JEMAD, que pertenece a la 32.ª promoción de la Academia General del Aire frente a la decimonovena de sus colegas retirados, entró de lleno en la polémica con la justificación de la próxima celebración del Día de la Constitución. A diferencia de la ministra Margarita Robles, cuya denuncia remitida el jueves a la Fiscalía Superior de Madrid relataba que los implicados «vierten manifestaciones totalmente contrarias al orden constitucional, haciendo alusiones veladas a un pronunciamiento militar», Villarroya enmarcó los comentarios en la «libertad de expresión» y puso el acento en la supuesta apropiación de la condición militar en activo de los implicados.