Carme Forcadell y Dolors Bassa ingresan en prisión tras serles revocado el tercer grado

Ell Supremo considera que la medida de gracia decretada por la Generalitat era prematura

Carme Forcadell, el pasado diciembre, a las puertas de la cárcel
Carme Forcadell, el pasado diciembre, a las puertas de la cárcel

Redacción

La expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y la exconsejera Dolors Bassa ingresaron anoche en prisión, después de que las cárceles de Puig de les Basses, en Figueras (Gerona), y de Wad Ras, en Barcelona, recibieran la notificación en que el Supremo acuerda suspenderles el tercer grado.

El Tribunal Supremo ha tomado esta decisión, que afecta a los nueve condenados a prisión por el «procés», ya que considera la medida prematura, de modo que tampoco podrán gozar del régimen flexible que les permitía el artículo 100.2 del reglamento penitenciario por no estar conectado con la reinserción.

De los nueve presos del procés, únicamente Forcadell y Bassa seguían en tercer grado penitenciario -por el que iban a dormir a prisión de lunes a jueves-, ya que el juzgado de vigilancia penitenciaria se lo mantuvo a la espera de que resolviera el Supremo.

Según han informado fuentes penitenciarias, las cárceles de Puig de les Basses y la de Mujeres de Barcelona, la de Wad Ras, recibieron ya la notificación oficinal de las resoluciones del Supremo con relación a la pérdida del tercer grado de Bassa y Forcadell y lo comunicaron a las interesadas para que reingresaran al centro.

Delante de la prisión de Wad-Ras se han concentrado manifestantes para cuando llegara Carme Forcadell, portando banderas independentistas y gritando consignas como 'Libertad presos políticos'.

A la misma hora, cerca de un centenar de personas también se han concentrado a las puertas de la cárcel de Puig de les Basses, donde se ha hecho una marcha de vehículos convocada por la ANC desde varias localidades gerundenses, para recibir a Dolors Bassa. A su llegada a la cárcel, Bassa ha afirmado: «Hagan lo que hagan no nos rendiremos y seguiremos adelante y digan lo que digan el diálogo y la negociación estará siempre».

Forcadell ha entrado en la cárcel, en la calle Doctor Trueta de Barcelona, arropada por el vicepresidente del Gobierno catalán y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès; el presidente del Parlamento autonómico, Roger Torrent, y la secretaria general adjunta de los republicanos, Marta Vilalta.

El Supremo revoca la semilibertad que concedió la Generalitat a los nueve presos del 1-O

Cristian Reino
Oriol Junqueras, condenado a prisión por el Procés, cuando consiguió el tercer grado ahora revocado por el Supremo
Oriol Junqueras, condenado a prisión por el Procés, cuando consiguió el tercer grado ahora revocado por el Supremo

Argumenta que el tercer grado es prematuro y no han cumplido ni la mitad de la condena

 Los nueve presos del procés tendrán que esperar encarcelados sin poder salir de prisión en régimen de semilibertad a trabajar o a hacer labores de voluntariado y a dormir en casa durante los fines de semana. El Tribunal Supremo les revocó este viernes el tercer grado, al considerar que esta medida es «prematura». Todos ellos fueron condenados hace poco más de doce meses a penas de nueve a trece años de prisión por delitos de sedición y malversación, en algunos casos. Entre la prisión provisional y el cumplimiento de pena, llevan en torno a tres años entre rejas, insuficiente para el Supremo para que se les conceda el tercer grado. Aunque el alto tribunal no fija el mínimo necesario. La decisión afecta de modo especial a Carme Forcadell y Dolors Bassa, pues son las únicas que estaban disfrutando de esta clasificación penitenciaria, ya que a los siete reos varones se les suspendió el tercer grado en agosto a la espera de la decisión del Supremo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Carme Forcadell y Dolors Bassa ingresan en prisión tras serles revocado el tercer grado