El Gobierno logra el apoyo del PDECat y de Más País para las cuentas públicas y ya dispone de 186 votos

Los cuatro diputados que rompieron con Puigdemont votarán con ERC, Bildu y PNV

Iñigo Errejon, líder de Más País
Iñigo Errejon, líder de Más País

Madrid / La Voz

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias continúan sumando apoyos a su proyecto para los Presupuestos Generales del Estado. A pesar de que su aprobación está garantizada desde que el PNV, ERC y EH Bildu confirmaron su respaldo a las nuevas cuentas públicas, la coalición sigue incorporando socios.

El Ejecutivo volvió a pescar ayer en el caladero secesionista catalán. A falta de que lo ratifique la ejecutiva de la formación, los cuatro diputados del PDECat votarán sí a los Presupuestos. Así lo confirmó ayer Ferran Bel, cabeza visible de este grupo de posconvergentes que, tras su ruptura con JxCat y Carles Puigdemont, concurrirá en solitario a las elecciones autonómicas fijadas para mediados de febrero. «Hemos avanzado en un acuerdo con el Gobierno español que hemos de someter a consideración de la ejecutiva», aseguró ayer en los micrófonos de Ser Cataluña. Bel valoró lo firmado como «un muy buen acuerdo», especialmente una vez que el PSOE y Podemos contaban ya con la mayoría necesaria para sacar adelante unas cuentas a las que está convencido de aportar «mejoras sustanciales», afirmó.

La candidata del PDECat a la Generalitat, Àngels Chacón, desveló horas más tarde en rueda de prensa telemática que los herederos de la extinta Convergència apoyarán las cuentas públicas a cambio del traspaso de los fondos de los trenes de cercanías a la Generalitat, por valor de 232 millones de euros, y una modificación legal para facilitar la contratación de profesorado por parte de la Universitat Oberta de Catalunya.

Bildu y un referendo pactado

Con lo que no están de acuerdo es con la «armonización» de impuestos entre comunidades reclamada por ERC y aceptada por Sánchez en las negociaciones, al considerar que sería una medida centralizadora. En ese sentido, Arnaldo Otegi se mostró ayer convencido de que ERC solo quiso poner encima de la mesa «un debate sobre el dumpin fiscal de Madrid y no sobre el Concierto Económico» del que disfruta el País Vasco. En sintonía con ERC, también aseguró que a EH Bildu le gustaría «hacer un proceso similar» al catalán a través de un «referendo pactado». El problema, señaló, «es que para que lo haya tiene que haber dos partes con voluntad».

Al apoyo de los cuatro neoconvergentes catalanes hay que añadir también el de los dos diputados de los que dispone Más País en la Cámara Baja, tal y como confirmó ayer su líder, Íñigo Errejón. El cofundador de Podemos justificó la postura de su formación en la necesidad de otorgar «tranquilidad y seguridad» a la ciudadanía en un momento extremadamente convulso como el actual. Por ello, y pese a «los pasos atrás» del Gobierno, como la supresión del impuesto al diésel, retirado del proyecto presupuestario del Gobierno a petición del PNV, o la negativa a empezar a explorar la implantación de la semana laboral de cuatro días, Sánchez e Iglesias podrán contar con sus dos votos.

Los 120 representantes del PSOE, los 35 de Unidas Podemos, los 6 del PNV, los 13 de ERC y los 5 de EH Bildu suman un total de 179 diputados, tres por encima de los 176 en los que está fijada la mayoría absoluta en el Congreso, lo que garantiza la aprobación de las cuentas. Pero pese a tener salvado este listón, el Gobierno continúa con su búsqueda de apoyos. Los valencianos de Compromís también llegaron a un acuerdo mediante el que Joan Baldoví votará a favor de los nuevos Presupuestos el 29 de diciembre. Con los seis oficializados ayer por el PDECat y Más País, el número de síes hasta la fecha se sitúa en 186. Pero el Gobierno todavía confía en seguir sumando. En principio, en la Moncloa cuentan al menos con convencer al diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo; a Tomás Guitarte, de Teruel Existe, y a José María Mazón, del PRC. 

El grupo del no

Cuando faltan cuatro semanas hasta que el 29 de diciembre el Parlamento acoja la votación definitiva, son varias los grupos que ya han confirmado su voto en contra. A las tres formaciones del sector derecho del hemiciclo, PP, Vox y Cs, se unirán al menos dos fuerzas secesionistas catalanas: los cuatro diputados de JxCat que no son del PDECat, es decir, los que se mantienen fieles a las directrices de Puigdemont, facción encabezada por Laura Borrás; y los dos parlamentarios de la CUP. Parece clara también la negativa de los dos de Navarra Suma, coalición de PP, Cs y UPN en esa comunidad, y el de Foro Asturias. Salvo que el Gobierno admita enmiendas de última hora, el BNG se debate entre el no y la abstención.

Ana Pontón, a Gómez-Reino: «Non me gusta facer leña da árbore caída»

J. Capeáns
Ana Pontón
Ana Pontón

El Gobierno cuenta con poco más de tres días para intentar sumar el apoyo del BNG a los Presupuestos. Solo significaría un diputado más que, aritméticamente, no necesitan, pero una negativa rompería los apoyos iniciales de la investidura y significaría sustituir a los nacionalistas gallegos por Bildu. Las presiones de distintos dirigentes del bipartito durante el fin de semana no han modificado la posición del Bloque, que cree que se somete a Galicia a una «discriminación» histórica al recibir 104 millones de euros menos que en el 2018 en un momento de expansión presupuestaria. Ana Pontón contrapuso ayer esta situación con la que va a vivir una comunidad como Andalucía, que a pesar de tener AVE desde hace décadas y estar gobernada por el PP, va a recibir un 40 % más de fondos. Para la portavoz del BNG son los socialistas y el entorno de Podemos los que deben explicar que acepten unas cuentas que hace dos años, con el sello del popular Cristóbal Montoro, criticaban duramente. En lo que no quiso incidir fue en las declaraciones realizadas el pasado fin de semana por el líder de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, quien aseguró que el BNG caminaría hacia la «irrelevancia» si se queda fuera del grupo que arropa al Gobierno. «Non me gusta facer leña da árbore caída», resolvió la portavoz, en una referencia a los resultados de las últimas autonómicas, en las que el partido morado pasó de 14 a 0 diputados. Además, respecto a los socialistas, indicó que el trance de los Presupuestos no va a afectar a su relación en las instituciones en las que se apoyan para gobernar: «Somos unha forza seria e noso pacto e cos cidadáns», zanjó la nacionalista.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno logra el apoyo del PDECat y de Más País para las cuentas públicas y ya dispone de 186 votos