El muelle grancanario de Arguineguín se vacía de migrantes y queda con un retén sanitario

El presidente del Gobierno de Canarias subrayó la importancia de «dispensar un trato humano digno a estas personas que se juegan la vida en la peligrosa travesía del Atlántico»


Redacción

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha informado de que el muelle de Arguineguín, ubicado en el municipio de Mogán (Gran Canaria), ha quedado vacío de inmigrantes a última hora del domingo, 29 de noviembre. Torres señaló que tras su desmantelamiento, y atendiendo a la información trasladada por la Delegación del Gobierno en Canarias, en dicho lugar solo quedará un retén de cribado sanitario.

Por ello, el presidente de Canarias ha celebrado el desmantelamiento del campamento en el citado muelle, si bien ha admitido que «queda mucho por hacer», según informó el Gobierno canario. Asimismo, subrayó la importancia de «dispensar un trato humano digno a estas personas que se juegan la vida en la peligrosa travesía del Atlántico», al tiempo que apuntó la necesidad de establecer el «control en origen, luchar contra las mafias, agilizar tránsitos y repatriaciones», informa Europa Press.

Añadió que el campamento de Arguineguín «se montó de urgencia en agosto para atender a los migrantes que llegaban y eran rescatados». En las carpas levantadas allí, se les practicaba las primeras atenciones y las pruebas del Covid, llegando a haber 2.600 personas, lo que afirmó ha sido «insostenible».

De todos modos, pide a los ciudadanos canarios «no» olvidar que «a nadie le gusta dejar atrás a la familia», al igual recuerda que «aquellos canarios y canarias, nuestros antepasados, que se vieron obligados a dejarlo todo y a buscar otras orillas. Lo llevamos en el ADN. En Canarias no cabe la xenofobia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El muelle grancanario de Arguineguín se vacía de migrantes y queda con un retén sanitario