El pacto de ERC y PSOE amenaza las ventajas fiscales en Galicia

Cristina Vallejo MADRID / COLPISA

ESPAÑA

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, mira a Gabriel Rufián (ERC) en el Congreso
El presidente en funciones, Pedro Sánchez, mira a Gabriel Rufián (ERC) en el Congreso Eduardo Parra | Europa Press

Esquerra busca marcar la política fiscal de las comunidades a cambio de su apoyo a los Presupuestos. Su exigencia de armonizar impuestos cedidos perjudica a varios territorios. Feijoo, crítico con el acuerdo, defiende la «autonomía fiscal de los territorios que cumplen»

26 nov 2020 . Actualizado a las 11:33 h.

Promete ser uno de los principales conflictos políticos de los próximos meses. El acuerdo entre ERC y el Gobierno a cambio de su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2021 incluye la armonización de los impuestos cedidos a las comunidades autónomas: patrimonio, sucesiones y donaciones, y el impuesto de transmisiones patrimoniales, lo que además de perjudicar a Madrid también lo hará a Galicia.

Y es que los independentistas catalanes pretenden solventar la crisis económica que provocaron en su comunidad con su desafío al Estado, a través de lesionar la gestión financiera de otras autonomías marcando la política fiscal en beneficio propio.

En Galicia la última reforma del impuesto de sucesiones eliminó el pago en herencias entre padres e hijos que no superen el millón de euros. Esta medida entró en vigor en el 2020 y sustituía otra similar -en vigor desde el 2016- que fijaba ese límite exento de tributación en 400.000 euros. En la práctica supone que la mayoría de los gallegos no tienen que pagar nada cuando heredan de sus progenitores.