Ortuzar acusa a Podemos de «maniobrerismo político»

El presidente del PNV avisa a Sánchez y a Iglesias de que su formación «es irreemplazable» para el Gobierno de coalición

Andoni Ortuzar, presidente del PNV
Andoni Ortuzar, presidente del PNV

Madrid

Los últimos movimientos de Unidas Podemos y, más concretamente, el hecho de lanzar una enmienda a los Presupuestos de la mano de EH Bildu y ERC para intentar prorrogar los desahucios hasta 2023 no han gustado en el PNV, formación que el Gobierno reconoce como «socio preferencial». De hecho, el presidente del partido, Andoni Ortuzar, considera que a la coalición «le cuesta cumplir los acuerdos». «Es un poco descorazonador que el grado de cumplimiento de los acuerdos que hemos hecho con Sánchez desde que es presidente no llega al insuficiente, es muy deficiente», explica en una entrevista publicada este domingo en El Correo.

Otra de las circunstancias que han revelado las negociaciones de las Cuentas del 2021 es la intención de EH Bildu de jugar un papel más relevante en Madrid. Desde el PNV este hecho no ha sido recibido de forma celosa, reconocen, aunque se mantienen alerta de futuros movimientos de sus rivales en el Parlamento Vasco. «Desde un punto de vista bienintencionado llevábamos 40 años pidiendo que hiciesen esto, y desde una manera no tan bienintencionada esto hará que en Bildu afloren sus contradicciones», explica Ortuzar.

En cuanto a la posibilidad de que Ciudadanos se incorpore a las negociaciones, como el propio Sánchez busca en su política de «geometría variable» para intentar ampliar la mayoría parlamentaria del Gobierno, Ortuzar considera que el PNV se encuentra «más cómodo» con Esquerra o Bildu, pero lanza una advertencia en este sentido: «No nos gusta es el maniobrerismo político con el que actúa Iglesias. Va a dejar heridas en el Gobierno».

Este malestar tiene su principal origen a finales de mayo, cuando PSOE y Unidas Podemos pactaron con Bildu la derogación de la reforma laboral para conseguir el apoyo de los aberzales a una nueva prórroga del estado de alarma. Ese movimiento pilló fuera de juego al PNV, aunque finalmente el Gobierno de desdijo y rectificó el plan. Ortuzar lo recuerda como «un encontronazo» y desvela que su respuesta a la coalición entonces fue «dejar claro que Bildu es un actor político con el que se podía pactar, pero que nuestro voto es un voto más pero no uno cualquiera».

Ya el pasado viernes, la formación nacionalista pactó un paquete de medidas con el Ejecutivo y la supresión del impuesto al diésel para acelerar la tramitación de los Presupuestos, un movimiento con el que el PNV también buscaba reforzar ese papel de socio prioritario. Sobre este último aspecto, Ortuzar no cree que «fuese la gran línea roja, pero nos sorprendieron las dudas porque ya habíamos dicho que era un tema importante. No es un impuesto a la petroleras, sino que penaliza al consumidor, al que acaba de comprar un coche».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ortuzar acusa a Podemos de «maniobrerismo político»