Marlaska negocia con Marruecos para que frene la salida de migrantes hacia Canarias

Los ministros Escrivá y Ábalos viajan a las islas para abordar la crisis de las pateras

Unos policías revisan los papeles de unos inmigrantes trasladados desde Gran Canaria a Tenerife para ser alojados en un hotel del sur de la isla gracias a la gestion de la Cruz Roja
Unos policías revisan los papeles de unos inmigrantes trasladados desde Gran Canaria a Tenerife para ser alojados en un hotel del sur de la isla gracias a la gestion de la Cruz Roja

Madrid / Colpisa

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, trata de paliar la consecuencias políticas y sociales que está provocando la llegada de inmigrantes a las costas canarias y viajará este viernes a Marruecos para entrevistarse con su homólogo, Abdelouafi Laftit. La situación roza el colapso en lugares como el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, donde se agolpan alrededor de 2.000 personas desde hace varias semanas y cuyas precarias condiciones de vida han provocado que la oposición pida su dimisión.

Las autoridades de Canarias venían reclamando al Gobierno y a la Unión Europea actuaciones en los países de origen. Que Senegal, Mauritania, pero sobre todo Marruecos, refuercen el control de sus costas para evitar la salida de embarcaciones, además de impulsar los mecanismos de repatriación Pero la situación ha desbordado todas las previsiones con las que contaban en Interior. No tanto por el número global de inmigrantes que han llegado a las costas españolas como por la saturación de la ruta canaria, todo por los controles que los países del Magreb han impuesto a los desplazamientos en el Mediterráneo a causa de la pandemia del covid-19 y que han desviado los flujos principales hacia el archipiélago.

De este modo, mientras que entre el 1 de enero y el 15 de noviembre llegaron por vía marítima a la Península y Baleares un 22,8 % menos de personas en situación irregular respecto al mismo período del año pasado, según el último informe del Ministerio del Interior, el archipiélago canario recibió en el mismo lapso de tiempo 16.670 inmigrantes, un 1.009,6 % más que en el 2019, cuando la cifra alcanzada fue de 1.497. 

Mayor implicación

En el que será su séptimo viaje al país vecino, el objetivo de Marlaska es buscar una mayor implicación de las autoridades marroquíes. Según fuentes del ministerio, se pondrán en valor «los buenos resultados» cosechados en el 2019, cuando se logró «revertir la tendencia creciente de llegadas irregulares del 2018 con un descenso del 50 %». También sostienen que la visita forma parte de una gira para abordar la «cuestión migratoria» y que ha llevado al ministro a Argelia, Túnez y Mauritania en los últimos meses.

El departamento de Marlaska ha ordenado enviar a Canarias dos grupos de antidisturbios de la policía como refuerzo para hacer frente a la presión migratoria, y ha negado que dieran «orden» para impedir traslados a la Península en barco, como ha denunciado la diputada de Coalición Canarias Ana Oramas.

Paralelamente, los ministros de Migraciones, José Luis Escrivá, y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, viajan este viernes a Canarias para exponer las medidas diseñadas por el Gobierno para la acogida de los inmigrantes y abordar la crisis migratoria con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Oramas pide a Sánchez que retome la política de Zapatero de traslados a la Península y países de retorno 

La diputada de Coalición Canarias (CC), Ana Oramas, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que recupere las políticas y medidas migratorias que el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero aplicó en el 2006, para evitar que «Canarias se convierta en una Lampedusa», informa Efe.

En declaraciones en el Congreso, Oramas ha asegurado que el Ejecutivo de coalición actual no se coordina con el Gobierno socialista de Canarias ni entre sus propios ministros, lo que provoca que se dificulte una solución de acuerdo con los países emisores de migrantes y tampoco se impulse una política de «traslado hacía la Península y países de retorno».

La diputada de CC ha puesto como ejemplo la coordinación en las medidas aprobadas por Zapatero en el 2006 cuando logró contener la emergencia migratoria en el archipiélago canario.

Oramas ha calificado de «ejemplar» la actuación del pueblo e instituciones canarias cuando aquel año llegaron a las costas 30.000 inmigrantes, y ha asegurado que es una región en la que «nunca ha habido xenofobia».

En ese sentido, la diputada canaria ha insistido en la necesidad de no deteriorar la imagen de Canarias con esta descoordinación del Gobierno para solucionar el problema, pues, según Oramas, la crisis migratoria ya está abriendo los informativos en el Reino Unidos y Alemania, los principales países emisores de turistas a las islas.

«¿Usted iría de turismo a Lesbos, Moira o a Lampedusa en sus únicas vacaciones de una semana anual?», se ha preguntado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Marlaska negocia con Marruecos para que frene la salida de migrantes hacia Canarias