El PNV cree que Bildu tiene una «una agenda oculta» para dar su apoyo a los Presupuestos

El parlamentario Iñigo Iturrate reclama al partido de Otegi que explique los detalles del acuerdo alcanzado

Los diputados de EH bildu, a su llegada al Congres opara participar en el debate de los Presupuestos
Los diputados de EH bildu, a su llegada al Congres opara participar en el debate de los Presupuestos

Redacción

El rechazo de EH Bildu a las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos, y el protagonismo que la formación de Arnaldo Otegi se arroga en las cesiones del Ejecutivo a las demandas de autogobierno del País Vasco, han agriado las relaciones del Gobierno con el PNV, que hasta ahora era su socio más fiable. Los nacionalistas vascos están convencidos de que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, pretende sustituirles como aliados de referencia en el País Vasco por EH Bildu, con el que tiene más afinidad ideológica. Pero creen que ese acercamiento al Gobierno tiene un precio que paga Moncloa.

El PNV sospecha que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha negociado a sus espaldas con EH Bildu y siente traicionada su confianza. En un inusual pronunciamiento crítico con el Gobierno, el diputado del PNV en el Parlamento vasco Iñigo Iturrate señaló que su partido no sabe en este momento «a cambio de qué» apoyará EH Bildu los Presupuestos, y se mostró convencido de que la coalición soberanista tiene «una agenda oculta que defiende en Madrid». Los nacionalistas vascos presumen de negociar siempre abiertamente con el Gobierno y exigen a EH Bildu que actúe de la misma manera. «Ponerlo negro sobre blanco, hacerlo público y que todo el mundo conozca la contraprestación». Eso es lo que exigen al partido de Arnado Otegi. Iturrate acusó a EH Bildu de actuar «en unos sitios con generosidad importante» -en referencia a su apoyo a los Presupuestos del Gobierno- «y en Euskadi al Gobierno vasco y al PNV, ni agua», dejando clara así la actual rivalidad política entre ambos partidos.

El PNV apunta al pacto por presos

Aunque los peneuvistas ya habían expresado su disposición a votar a favor de los Presupuestos, ese entusiasmo ha decaído y ahora aseguran que no saben qué posición adoptarán finalmente. Iturrate insistió en están comprometidos con «la institucionalidad» y la salida de la crisis, «pero eso no quiere decir prestar los votos a cambio de nada». La batalla entre el PNV y EH Bildu se ha recrudecido después de que el partido de que Otegi presumiera de su influencia sobre el Gobierno de Sánchez y acusara al PNV de defender los intereses de los privilegiados en el Congreso, mientras ellos van a Madrid a lograr conquistas sociales y a «tumbar el régimen».

Pero el PNV cree que lo que en realidad están negociando con el Gobierno es la modificación de la política penitenciaria para favorecer a los reclusos de ETA y «aliviar la ansiedad» de sus bases. «No es difícil imaginarse el ámbito de negociación en el que habrán transcurrido los contactos», señaló ya hace tres días su responsable de Relaciones Institucionales, Koldo Mediavilla.

El ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska, negó sin embargo este lunes que el incremento del traslado de presos etarras que se ha producido en los últimos meses sea un acuerdo con EH Bildu para conseguir su apoyo a las cuentas públicas. «No es un canje y objetivamente se ha podido ver», señaló el ministro, que insistió en que «lo importante es que todo el mundo se sume a estos Presupuestos». Indicó que lo que se está aplicando desde su llegada al Gobierno es la ley penitenciaria para los «tratamientos individualizados» de presos de ETA. Y que quienes critican este proceder «parece que no quieren aplicar la ley». «Todo el mundo sabe dónde he estado, dónde estoy y dónde estaré cuando ETA asesinaba, cuando la vencimos y en la situación actual en la que estamos sin ETA», afirmó Marlaska para negar cualquier relación de la actual política penitenciaria con un acuerdo con EH Bildu en el Parlamento.

Casado acusa al presidente del Gobierno de «oscurecer» el sacrificio de las víctimas

El líder del PP, Pablo Casado, cargó contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que acusó de «oscurecer» el «sacrificio» de las víctimas de ETA con la «indignidad moral» que supone, a su juicio, pactar con EH Bildu los Presupuestos Generales del Estado. En una intervención ante la Junta Directiva de Nuevas Generaciones, Casado advirtió de que su partido no permitirá, «por la memoria» de esas víctimas, que se traspase la línea de «dignidad moral» que, según dijo, el Gobierno ha cruzado con la formación de Otegi. «No vamos a dejar que pasen por ahí. Ni por unos Presupuestos, ni por una investidura ni por una reforma laboral. No hay derecho porque ha habido demasiado dolor en este país para que algunos vengan a oscurecer esa brillante historia de sacrificio», señaló.

El presidente de los populares se mostró especialmente indignado por el hecho de que el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, afirmara que EH Bildu ha sido «más responsable» que el PP en el debate sobre los Presupuestos. «Familiares de otras veinticuatro víctimas del PP están escuchando que el partido por el que murieron sus familiares, según el número dos del PSOE, es menos responsable que el partido que no condena el asesinato de sus familiares», afirmó. Recordó que el PSOE es un partido «que tiene doce víctimas del terrorismo» y sin embargo ha dicho que «es un gran salto para la democracia pactar con los que no han censurado ni condenado los asesinatos de sus propios compañeros». Por eso, según afirmó, «hay ya muchos presidentes autonómicos del PSOE y muchos exdirigentes del Partido Socialista que han dicho que esto no tiene un pase». «El partido de los que brindaban con champán cuando metían dos tiros a un señor delante de sus hijo es más responsable que el partido por el cual le habían asesinado», insistió Casado para mostrar su indignación con el Gobierno.

Arrimadas, contra el PSOE

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, cargó también contra Sánchez, pero puso el acento en cuestionar a los dirigentes del PSOE que ahora defienden como «normal» alcanzar pactos con EH Bildu mientras que hace solo un año y medio rechazaban esta opción. Aseguró que esos cargos del partido se limitan a «repetir las consignas» que les marca en cada momento el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Recordó cuando el líder del PSOE aseguraba que no pactaría con Bildu y contrapuso esa posición con la que tiene ahora. Reiteró su mano tendida a Sánchez, pero le advirtió de nuevo que tendrá que decidir si quiere «seguir cediendo ante los chantajes nacionalistas» de EH Bildu y Esquerra o si prefiere la «vía moderada» que le ofrece Cs.

Aznar califica al presidente del Gobierno de «tonto útil» de Podemos

El expresidente del Gobierno José María Aznar calificó a Pedro Sánchez de «tonto útil» de Pablo Iglesias, destacando que el PSOE se ha convertido «en algo muy triste, en una simple plataforma de Podemos». En una entrevista en el diario Expansión, Aznar cargó contra el jefe del Ejecutivo y reiteró que tiene muchas posibilidades «de pasar a los manuales de historia por su profunda inutilidad», al tiempo que advirtió al ser preguntado por un diagnóstico sobre España, que «están pasando cosas de esas que se decían que aquí no podían pasar nunca». Para salir de esa situación, el exdirigente popular abogó por «una gran alianza de moderados y modernizadores» como alternativa política decisiva para detener «el proceso de destrucción constitucional cuyo objetivo es el cambio de régimen». Aznar cuestionó también a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y señaló que no sabe «exactamente qué pretende». «El electorado de Ciudadanos tiene que ser parte y será parte de una alternativa de Gobierno», indicó.

Por su parte, el portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, acusó al Gobierno de haber cometido «el acto más inmoral de la política nacional de los últimos meses» por haber pactado con EH Bildu su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021. «Es la prueba evidente del asalto institucional del Gobierno a nuestra democracia», afirmó el portavoz del partido de Abascal.

 

El terrorista de ETA reconvertido en líder de la izquierda aberzale

G. Bareño
Arnaldo Otegi, líder de EH Bildu, durante un acto político en San Sebastián
Arnaldo Otegi, líder de EH Bildu, durante un acto político en San Sebastián

Otegi se ha situado siempre en la ambigüedad. Para unos es un «hombre de paz» y para otros sigue justificando la violencia

Arnaldo Otegi Mondragon (Elgoibar, 6 de julio de 1958), lleva décadas siendo la cara pública de la izquierda aberzale. Su carrera es una montaña rusa en la que se suceden los actos de violencia, la actividad política y el paso por la cárcel. Unos lo acusan de continuar siendo el brazo político de ETA y otros lo consideran el artífice del fin del terrorismo etarra. El que llegó a ser denominado como «un hombre de paz» por el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, es hoy coordinador general de EH Bildu y socio del Gobierno para la aprobación de los Presupuestos. Antes, fue un terrorista. Sus compañeros de la banda, y la policía, lo conocían entonces con el alias de el Gordo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El PNV cree que Bildu tiene una «una agenda oculta» para dar su apoyo a los Presupuestos