Villar Mir desmiente las imputaciones «falsas» contra él y defiende su relación con el rey emérito

El empresario remarca que siempre que se ha investigado la actuación de OHL o de su conducta personal, el desenlace judicial ha sido de sobreseimiento. Reitera que no conoce a Corinna Larsen y niega haber financiado al Partido Popular


Redacción

El empresario Juan Miguel Villar Mir se siente «víctima» de una «campaña de descrédito y desinformación» que no está específicamente dirigida contra él, pero que le roza constantemente, por lo que ha considerado oportuno hacer un «desmentido general» a todas las imputaciones que se le hacen y que considera «falsas de toda falsedad», además de defender su relación «de respeto y de leal colaboración» con el rey Emérito don Juan Carlos, «sin ningún contenido de tipo económico personal».

El presidente del Grupo Villar Mir declara en una nota a la que tuvo acceso Europa Press que tiene el honor de mantener y de haber mantenido una dilatada relación con Juan Carlos I a raíz de su cargo como vicepresidente económico y ministro de Hacienda en el primer Gobierno de la monarquía y, posteriormente, por haber sido durante muchos años presidente no ejecutivo de OHL, la constructora que él fundó.

En este punto, recuerda que don Juan Carlos dedicó gran parte de su vida a promocionar las empresas y las iniciativas españolas en el exterior. Así, asegura que en todo momento, su relación con el anterior jefe del Estado «ha sido y es de respeto y de leal colaboración, sin ningún contenido de tipo económico personal».

En cuanto al título de marqués que Juan Carlos I le concedió, el empresario lo vincula con los servicios que durante muchos años prestó «con toda lealtad», tanto desde la política como desde el mundo de la empresa, «en el que he tratado de conseguir toda la prosperidad y el empleo que me han sido posibles al frente del grupo de empresas que fundé», remarca.

A este respecto, recuerda que tanto el título de marqués como la distinción de la Gran Cruz de Isabel la Católica (máxima distinción española por actuaciones relacionadas con el extranjero) le fueron concedidos en la etapa y a propuesta, respectivamente, de los entonces ministro de Justicia Francisco Caamaño y ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez, ambos del Gobierno Socialista que encabezaba José Luis Rodríguez Zapatero.

Niega conocer a Corinna

Por otro lado, y con respecto a Corinna Larsen, con quien se le ha vinculado en algunas informaciones, Villar Mir reitera que no la conoce ni la ha visto en su vida, por lo que no ha mantenido ni mantiene ninguna relación directa ni indirecta con ella. «Por consiguiente, ha sido siempre y es absolutamente falsa cualquier actuación en que se me relacione con ella», asegura.

Con relación a Allen Sanginés-Krause, el empresario mexicano que ha salido en la investigación que la Fiscalía Anticorrupción está haciendo en la familia real, y con quien también se ha relacionado a Villar Mir, el empresario español afirma desconocer «completamente» su trayectoria y sus actividades.

En concreto, asegura haberle saludado solo en un par de ocasiones, cuando OHL Desarrollos, en su política de rotación de inversiones, ya había vendido el desarrollo de Mayakobá -el complejo turístico de lujo que desarrolló en la Rivera Maya- al fondo mexicano (RLH) presidido en aquel momento por Sanginés, que mostró interés en conocerle.

Además, puntualiza que el acuerdo de la venta había tenido lugar en el 2016, cuando él ya no era presidente de OHL y la dirección ejecutiva del grupo estaba en manos de un consejero delegado.

Al hilo de esta cuestión, detalla que últimamente se le ha relacionado con Álvaro de Orleans, primo del Rey Emérito, quien al parecer ha manifestado que recibió un cobro por el asesoramiento o la compra de unos terrenos en Playa del Carmen (México) sobre los que se erigió el complejo Mayakobá.

«Como el mencionado señor ha declarado, aquella adquisición se hizo por Huarte, que dejó de existir tras su absorción por Obrascón. Y, en consecuencia, la actuación de OHL en Mayakobá se inició después, cuando Huarte había dejado de existir, tras haber comprado todos los terrenos sobre los que luego se desarrolló Mayakoba por OHL», aclara.

Niega haber financiado al PP

Por otra parte, en relación a las alusiones a su posible contribución a la financiación del Partido Popular, Juan-Miguel Villar Mir manifiesta «con toda rotundidad» que ha sido toda su vida «independiente de todos los partidos políticos», que nunca ha participado en ninguno de ellos y que jamás he ordenado ni autorizado el abono de cantidad alguna a partido político alguno; «y mucho menos recurriendo a prácticas corruptas para conseguir adjudicaciones de contrato alguno, ni en España ni en el extranjero», remarca.

El empresario indica que también se le ha citado por participar en un fondo para promocionar las relaciones económicas entre Arabia Saudita y España, y sobre este particular puntualiza que se pidió aportaciones a las empresas interesadas en la construcción de la gran infraestructura del tren Meca-Medina, OHL entre ellas, pues la empresa participaba, aunque solo con el 7%, en el presupuesto de la infraestructura. «Y cuando se comprobó que el fondo no era eficaz, fue disuelto», aclara.

Por último, deja claro que en todos los casos, sin excepción, en que se ha investigado algún aspecto de la actuación de OHL o de su conducta personal, el desenlace judicial ha sido siempre de sobreseimiento, «en todos los casos».

«Y en los cien años que ha cumplido Obrascon, germen de OHL, ni la empresa ni yo mismo hemos recibido en ningún momento sentencia condenatoria alguna», concluye. 

Desvelan que el rey emérito ocultó presuntamente otros 7,9 millones en Suiza

Nacho de la Fuente

Ese dinero opaco estuvo oculto tras la Fundación Zagatka, una sociedad instrumental constituida en el año 2003 en Liechtenstein por un primo de Juan Carlos I. El PP dice que si los hechos se confirman, el monarca tendrá que «rendir cuentas»

La aparición de nuevas informaciones periodísticas sobre la fortuna oculta del rey emérito parece no tener fin. Si el pasado sábado El Mundo publicó que el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) descubrió que Juan Carlos I tiene casi 10 millones de euros en la isla de Jersey, ayer El Confidencial adelantó que el emérito presuntamente ocultó otros 7,9 millones en Suiza hasta agosto del 2018, cuatro años después de dejar el trono y perder su inviolabilidad. Ese dinero opaco presuntamente estuvo oculto tras la Fundación Zagatka, una sociedad instrumental constituida en el 2003 en Liechtenstein por un primo del monarca español, Álvaro de Orleans-Borbón, quien siempre negó ser el testaferro del rey emérito. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Villar Mir desmiente las imputaciones «falsas» contra él y defiende su relación con el rey emérito