El Tribunal Supremo francés confirma la entrega a España de Josu Ternera

La justicia francesa decide entregar a España a la etarra Alaitz Aramendi. Acercan al País Vasco al terrorista de ETA condenado por planear el atentado contra el Rey Juan Carlos I


Redacción

El Tribunal Supremo francés rechazó este miércoles el recurso de José Antonio Urrutikoetxea, «Josu Ternera», contra la decisión de entregarlo a España para que pueda ser juzgado por su papel en la financiación de ETA a través de las «herriko tabernas».

El Supremo confirmó así la decisión de la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París, que el 30 de septiembre se pronunció por el envío a España de Josu Ternera por esa causa, pero que queda diferido hasta la resolución de otros procedimientos abiertos en Francia, y que tardarán como mínimo unos meses en resolverse, informa Efe. En caso de ser condenado en ese sumario de la financiación de la organización terrorista podría enfrentarse una pena de más de nueve años.

En la audiencia que se celebró esta mañana ante el Supremo, la Fiscalía francesa había pedido que se descartaran los tres argumentos utilizados por la defensa del exdirigente etarra en su recurso. Los dos primeros eran de carácter formal, sobre si el dossier enviado por la Audiencia Nacional de Madrid incluía todos los elementos y sobre si la euroorden emitida contra Urrutikoetxea había sido precedida por una orden de detención en España.

Consultado por las autoridades judiciales francesas sobre esa última cuestión, el juez instructor español respondió que la inculpación que se dictó contra Josu Ternera del 28 de febrero del 2005 llevaba aparejada una resolución para su arresto.

La defensa también alegó que España lo reclamaba por razones políticas, algo que rechazó el Ministerio Público, entre otras cosas recordando la jurisprudencia del propio Tribunal Supremo sobre ese punto ante ese mismo motivo invocado en el pasado por otros etarras.

Los abogados de Urrutikoetxea habían justificado el supuesto carácter político de la demanda española sobre todo en unas declaraciones de la Guardia Civil poco después de su arresto en los Alpes franceses en mayo del 2019, en las que lo presentaban como un icono de la organización terrorista.

El etarra, de 69 años, se encuentra en libertad condicional en París desde finales de julio para evitar que pueda contagiarse del coronavirus entre rejas y está pendiente de otro dictamen del Supremo el próximo día 17 sobre su entrega a España para ser juzgado por el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en 1987.

Al día siguiente, la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París hará pública su decisión sobre otra demanda de extradición de la Audiencia Nacional de Madrid por su presunta implicación en el asesinato en Vitoria del directivo de Michelin Luis Hergueta en 1980.

Además, la Justicia francesa tiene abiertas contra él dos causas: una está programada con un juicio a finales de febrero del 2021 y la otra ha sido devuelta a la instrucción y como pronto dará lugar a un proceso en junio.

La justicia francesa decide entregar a España a la etarra Alaitz Aramendi

La justicia francesa decidió este miércoles entregar a España a la etarra Alaitz Aramendi para que cumpla la condena de 40 años que se le impuso por un atentado con coche bomba en Madrid el 25 de mayo del 2005, en el que 45 personas resultaron heridas.

La presidenta de la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París, que adoptó esta medida, explicó que la entrega está aplazada hasta que termine de cumplir otra pena de 18 años a la que la sentenció la justicia francesa, lo que debería ocurrir el próximo febrero. La defensa puede recurrir esta decisión ante el Supremo.

En la audiencia del pasado 30 de septiembre, su abogada, Xantiana Cachenaut, insistió en que, de ser transferida a España, se le computen allí los 14 años que ya ha pasado entre rejas en Francia para establecer el período máximo que puede estar en prisión, que es de 40 años, una cuestión que corresponde decidir a la justicia española.

Acercan al País Vasco al etarra condenado por planear el atentado contra el Rey Juan Carlos I

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acordado trasladar de la cárcel de Córdoba a la de Pamplona al preso de ETA Javier Pérez Aldunate, que fue condenado en el 2006 a 41 años de prisión por planear un atentado contra el Rey Juan Carlos I durante la Semana Santa del 2004 en Palma de Mallorca.

Igualmente ha aprobado trasladar de la prisión de Jaén a la de Burgos al recluso etarra Aitor García Aliaga, condenado por diversos delitos entre ellos los atentados en los que murieron un general y un policía en el 2001 en Madrid, y a Joseba Segurola Beobide, condenado por colaboración con la banda y otros delitos, de la de Murcia a la de Burgos.

En un comunicado la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) manifiesta que «con estos traslados ya son 98 los acercamientos de etarras, la mitad del total del colectivo de presos de la banda terrorista (197), y 14 los terceros grados concedidos» por el actual Gobierno, informa Efe.

Y añade que «a ninguno de estos presos etarras se les ha exigido que colaboren con la Justicia; con firmar el papel tipo en el que todos aceptan la legalidad penitenciaria y se desvinculan de la banda terrorista ha sido más que suficiente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Tribunal Supremo francés confirma la entrega a España de Josu Ternera