Vox tilda al Gobierno de mafia y Sánchez le replica acusándolo de sembrar el odio

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Santiago Abascal, en el pleno de la moción de censura planteada por Vox
Santiago Abascal, en el pleno de la moción de censura planteada por Vox R. Rubio | Europa Press

El presidente presiona a Casado para que «corte con la ultraderecha y vote no»

22 oct 2020 . Actualizado a las 08:37 h.

El reglamento del Congreso recoge que en una moción de censura el candidato a la presidencia intervenga para exponer su programa de Gobierno. El de Santiago Abascal se redujo ayer a la mínima expresión: «Organizar un Gobierno de emergencia nacional hasta convocar unas elecciones libres e inmediatas». Como se preveía, el líder de Vox se centró en cargar contra la coalición «socialcomunista», aunque reservando un espacio importante para hacerlo también contra el PP, su gran objetivo en una iniciativa que nació sin opciones de prosperar, tal y como se confirmará en la votación de hoy.

Abascal bebió de las dos últimas mociones presentadas hasta la fecha. Su lado más estratega se inspiró en la protagonizada por Pablo Iglesias en el 2017 para camuflar su presión hacia un PSOE en horas bajas. Pero Vox se proyectó también sobre la maniobra que un año más tarde llevaría a Sánchez al poder bajo la promesa de convocar elecciones con brevedad. «Yo sí cumpliré mi palabra», defendió Abascal.

Tras una extensa introducción de Ignacio Garriga, su candidato para las elecciones catalanas, que justificó la moción como «un deber nacional» ante la «inacción de otros partidos», el presidente de Vox hizo un repaso por las polémicas que han salpicado al Gobierno. Desde su nacimiento, recordando la promesa de Sánchez durante la campaña de no pactar con Podemos, hasta sus planes de futuro, como «el asalto al Poder Judicial» pretendido mediante la reforma de la elección de los vocales del CGPJ que, denunció, es solo un paso más de un Ejecutivo que pretende acabar con «la alternancia política».