Marlaska: «No habrá ningún cambio en el CGPJ que no se adecúe a la norma internacional»

Asegura que «el PP tiene al Consejo rehén de sus intereses partidistas»


Madrid | Colpisa

La entrevista con el ministro del Interior se produce en plena polémica, quizás la más grave que se ha vivido en los últimos meses, entre el Gobierno central y la oposición. A la declaración del estado de alarma de Madrid y a las críticas por la política penitenciaria se ha sumado la decisión de PSOE y Podemos de presentar una proposición de ley para reformar el sistema de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuya renovación acumula dos años de retraso. Pasar de una mayoría en el Congreso de tres quintos, que obliga al acuerdo con el PP, a otra absoluta. La mitad más uno. Fernando Grande-Marlaska (Bilbao, 1962), es uno de los tres magistrados del Consejo de Ministros que en su día formó parte del poder judicial. Pese a las duras críticas que el Gobierno está recibiendo de sus colegas de profesión, defiende sin ambages la propuesta del Gobierno para renovar el CGPJ.

—¿Cree que es la mejor opción?

—Estamos sufriendo un bloqueo desde hace dos años por parte del PP, que tiene al propio CGPJ rehén de sus intereses partidistas. Hay un mandato constitucional que dice que hay que renovarlo cada cinco años y una de las obligaciones institucionales de los partidos es llevarlo a cabo. Esa es una exigencia. Se está incluso creando desafección y desconfianza por parte de la sociedad hacia el conjunto de las instituciones, es de una gravedad enorme.

—La proposición la presentan los grupos parlamentarios , ¿pero se debatió en la Moncloa?

—No, no se ha abordado como Gobierno.

—Voces en el poder judicial han llegado a afirmar que no entienden cómo la ministra de Defensa, la también magistrada Margarita Robles, y usted no se han llevado las manos a la cabeza.

—Yo me llevo las manos a la cabeza al pensar que en dos años no se ha renovado el CGPJ por intereses partidistas.

—La mayoría de las asociaciones de jueces han criticado con dureza esta medida porque consideran que pone en duda la independencia judicial. ¿Es así?

—Lo que coloca este tema encima de la mesa es el bloqueo, y es eso lo que precisamente puede poner en duda la independencia del poder judicial. El problema está en la actitud del PP.

Pablo Casado ya ha advertido de que recurrirá al Constitucional y a Bruselas. ¿Contemplan la posibilidad de que su proposición acabe siendo tumbada?

—Yo lo que quiero es que trasladen su tiempo y sus energías y las empleen en cumplir la Constitución. No en hablar tanto de la Constitución, sino en cumplirla.

—El Gobierno de Polonia, expedientado por vulnerar el Estado de derecho a la hora de diseñar su poder judicial, acaba de pedir a la Comisión Europea que haga lo propio con España.

—Hasta junio del 2018 yo era vocal del CGPJ, era uno de los encargados de relaciones internacionales, y conozco más ese tema que mucha de la gente que está hablando. Me parece un dislate la comparación. Ese patriotismo constitucional del que hablan no sé dónde ubicarlo.

—El jueves, precisamente, la Comisión Europea lanzó un aviso a navegantes a España mostrando su preocupación.

—No va a haber ninguna reforma que no se adecúe al marco constitucional y a la norma internacional. Hay que recordar que España es una de las veinte democracias denominadas plenas, con garantía de derechos y libertades. No se puede plantear que en España vaya a haber una reforma que ponga en tela de juicio la importancia de nuestra democracia.

—¿Hay margen para dar marcha atrás y retirar esta propuesta?

—Son los grupos parlamentarios los que han presentado la proposición de ley, que tendrá el trámite y el debate correspondientes. El Gobierno ha demostrado en todo momento su voluntad real y concreta de llegar a un acuerdo, es el PP el que tiene que cumplir su obligación constitucional. Intentar sacar del acuerdo a un partido que forma parte del Gobierno y que tiene una representación parlamentaria [en alusión a Podemos] es que me parece...

—Cambiando de tema, han decretado el estado de alarma en Madrid, lo que ha puesto al PP en pie de guerra. Los cruces de acusaciones entre el Ejecutivo central y el de la Comunidad son diarios.

—Siento ser taxativo. Desde el Ministerio de Sanidad se está practicando desde el minuto uno la colaboración entre el conjunto de las comunidades autónomas. Ha tenido que adoptarse esta medida en Madrid por una necesidad inevitable ante unos parámetros preocupantes.

«No me gusta hablar de acercamientos de presos, prefiero hablar de cumplimiento de la legislación penitenciaria»

Marlaska reflexiona sobre lo que han supuesto estos últimos años desde el final del terrorismo..

—El 21 de octubre de hace nueve años ETA anunció el cese de la violencia. ¿Recuerda cuándo y cómo se enteró?

—Es un día que un demócrata vasco y español no puede olvidar. Me acuerdo que eran las ocho o las nueve de la noche, estaba en El Corte Inglés, en Nuevos Ministerios, en Madrid. Había ido a comprar unos libros a última hora. Fue allí donde recibí una llamada con la noticia.

—¿Está ganando la democracia la batalla del relato?

—Sin duda alguna.

—¿Ha visto la serie Patria?

—La estoy viendo, de domingo a domingo y esperando al próximo capítulo.

—¿Y qué le sugiere?

—Pues me está recordando mi vida, lo que yo viví de joven en Bilbao. Éramos conscientes del silencio patológico que muchos, y ahí me incluyo, mantuvimos.

—Durante los Gobiernos de Sánchez se han producido 80 acercamientos de presos. ¿Va a seguir esa misma línea?

—No me gusta hablar de acercamientos, me gusta hablar de cumplimiento de la legislación. La dispersión fue una política en un momento concreto y tuvo sus consecuencias positivas.

—La derecha les acusa de poner encima de la mesa de la negociación presupuestaria, por ejemplo, estos acercamientos.

—Es una falsedad que se utiliza de forma torticera, la derecha parece que no puede vivir sin ETA, que tiene anhelo o necesidad de aquellos tiempos.

—¿Le molesta que los presupuestos puedan salir con EH Bildu?

— Estamos viviendo una situación extraordinaria. Que todo el mundo sepa que son dirigidos a la reconstrucción social y económica para salir adelante. Lo importante es que sumemos todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Marlaska: «No habrá ningún cambio en el CGPJ que no se adecúe a la norma internacional»