El rey preside el acto de celebración de la Fiesta Nacional en un clima de alta tensión política

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Vivas a Felipe VI y abucheos al Gobierno durante la celebración del 12-O

12 oct 2020 . Actualizado a las 21:35 h.

El acto de la celebración del Día de la Fiesta Nacional, presidido por los reyes, ha comenzado este mediodía en la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid. El tradicional desfile que se celebra cada año en el centro de la ciudad ha sido suspendido en el 2020, así como la posterior recepción en el Palacio Real.

Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En la plaza se encontraban todos los integrantes del Ejecutivo, salvo la titular de Exteriores, Arancha González Laya, incluido el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (que nunca había acudido a esta celebración) y el resto de ministros de Podemos.

Es por tanto la primera vez en que el rey coincide con Iglesias tras la polémica por la ausencia a instancias del Gobierno de Felipe VI del acto de entrega de despachos a los nuevos jueces celebrado en Barcelona y las críticas posteriores del vicepresidente al monarca.

En el acto, también se ha visto conversando a Pablo Iglesias con el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, después las críticas realizadas por miembros del Ejecutivo de Podemos a las actuaciones judiciales.

Abucheos a Sánchez

La ceremonia ha estado acompañada de continuos vivas al rey y silbidos y abucheos al Gobierno por parte de centenares de personas congregadas en los alrededores de este recinto.

Desde más de una hora antes de que comenzara el acto (el único que ha tenido lugar este año con el fin de evitar aglomeraciones ante la pandemia de coronavirus) se han ido sumando en los alrededores del palacio grupos de personas, algunas de ellas con banderas de España. Se han situado tras las vallas que conformaban un perímetro de seguridad en torno al edificio y han recibido con silbidos la llegada de los coches oficiales en los que se desplazaban los ministros.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, conversa con el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, conversa con el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes Juan Carlos Hidalgo | EFE

Conforme se ha ido acercando el inicio del acto, han arreciado esos silbidos y abucheos, y han coreado gritos de «¡fuera!¡fuera!», «Gobierno dimisión» o «Sánchez dimisión». También ha habido algún grito de «asesinos» y otros en los que se ha pedido «libertad» como respuesta a la decisión del Gobierno de decretar el estado de alarma en Madrid ante la evolución de la pandemia y en contra de la voluntad del Gobierno autonómico.

Las voces de desaprobación al Ejecutivo se han podido escuchar desde la Plaza de la Armería del Palacio Real durante todo el desarrollo del acto por el 12 de octubre, que han presidido los reyes y al que ha asistido el Gobierno en pleno excepto la titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, por un compromiso oficial en Luxemburgo. Una vez iniciado el evento se han multiplicado los vivas al rey y a España que también se habían escuchado en sus prolegómenos, y se han oído con especial énfasis al término de la interpretación del himno nacional.