Podemos insiste en la citación «de las figuras que sean necesarias» en la comisión Kitchen

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo
El excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo

El PSOE rechazó en el 2018 la comparecencia de Villarejo

06 oct 2020 . Actualizado a las 20:21 h.

Podemos no descarta solicitar la comparecencia del excomisario José Manuel Villarejo en el marco de la comisión de investigación de la operación Kitchen a la que el Pleno del Congreso le dio la luz verde la pasada semana. La formación morada ya había intentado que el expolicía acudiese a la Cámara Baja en el 2018 en el marco otro foro de trabajo, pero los socialistas se posicionaron en contra. En Ferraz guardan silencio sobre si esta vez aprobarán la visita de Villarejo a la Carrera de San Jerónimo, o la de otros comparecientes cuyos nombres suenan en varias quinielas, como el del expresidente Rajoy o el de su sucesor al frente del PP, Pablo Casado. De su postura dependerá la mayoría que decida las citaciones.

«Tienen que comparecer todas las figuras que sean necesarias», insistió ayer Unidas Podemos a través del secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello. La formación morada ya expresó la pasada semana su intención de requerir la presencia del expresidente del Gobierno para que ofrezca explicaciones sobre el supuesto espionaje encargado desde el Ministerio del Interior al extesorero del PP Luis Bárcenas bajo el fin de destruir cualquier prueba que pudiese inculpar a los dirigentes del partido. En Génova sostienen que el asunto está ya judicializado, y que por tanto carece de sentido la creación de una comisión en el Parlamento.

Por el momento no existe todavía una fecha para que se constituya. Para ello los grupos políticos deberán ponerse de acuerdo en designar a un diputado que presida este grupo de trabajo. Cuando se trata de comisiones de este estilo, lo habitual es que el elegido sea el representante de una formación minoritaria. Desbloqueado el asunto de la presidencia, restaría por completar el resto de nombres de componentes de la Mesa, en la que se le presupone representación a los grupos parlamentarios con mayor musculatura. Una vez constituida, la comisión dispone de tres meses para citar a los comparecientes que la mayoría estime oportuno, prorrogable durante otro trimestre antes de la elaboración de un dictamen.