Pedro Sánchez dice que los ataques de Pablo Iglesias a Felipe VI son «amenazas ficticias»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Emilio Naranjo | Efe

«Los insultos al rey, y los indultos a los independentistas», alerta el PP

01 oct 2020 . Actualizado a las 08:44 h.

La Casa Real y la figura de Felipe VI no solo han dejado de estar al margen del debate político, sino que en la última semana han pasado a ocupar el ojo del huracán. Las dos mitades en las que se divide el Hemiciclo dieron ayer buena prueba de ello en una sesión de control en la que, con mayor o menor sutileza, a lo largo de toda la mañana los bloques no dejaron de arrojarse la Corona de un lado al otro.

El líder del PP, Pablo Casado, acusó a Sánchez de haber abierto «una crisis institucional» al permitir los «ataques» de miembros de su Gobierno al jefe del Estado. El jefe de la oposición denunció las ofensivas del vicepresidente Iglesias o del ministro Garzón, quien acusó al rey de «maniobrar» para hacer caer al Gobierno, pero responsabilizó también a Sánchez por mantener un silencio cómplice, una permisividad que se debe a las exigencias de Podemos, pero también de sus aliados secesionistas, de los que depende su mayoría parlamentaria. «Cese a su Gobierno radical y rompa con sus socios, que ya amenazan con otro golpe a la legalidad», aconsejó, aunque sin albergar grandes esperanzas: «El problema es usted, que está degenerando las instituciones y arruinando a los españoles por un puñado de votos».

El presidente del Gobierno, que se propuso no caer en las «provocaciones», pidió a Casado que dejase de recurrir tan alegremente a la «hipérbole», así como de «inventarse amenazas ficticias», como la que acababa de trazar sobre Zarzuela, advirtiendo que, con su actitud, en realidad está haciendo un flaco favor a la Corona: «Viene aquí y se erige en el defensor de la Corona, de la Casa Real. Vaya usted con cuidado, porque antes se erigieron en los defensores de la unidad de España, y ya ve cómo acabamos. No vaya por ese camino», le aconsejó. En Génova creen que Sánchez desaprovechó ayer una excelente oportunidad de mostrar su apoyo a Felipe VI. «Los insultos al rey, y los indultos a los independentistas», lamentó el secretario general del PP, Teodoro García Egea.