La denuncia de una exsenadora de Podemos permitirá investigar la presunta financiación ilegal del partido

Celia Cánovas solicita personarse como parte perjudicada y acusación particular en la investigación abierta por la Justicia


Redacción | Madrid

La denuncia presentada por la exsenadora de Podemos Celia Cánovas en la que airea una «operación de blanqueo» por parte de la formación morada complica el ya de por sí caliente otoño judicial al que se enfrenta el partido dirigido por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Según publica el digital Vozpopuli, el escrito presentado por la exsenadora en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, el mismo en el que se indaga sobre la existencia de una caja B de Podemos, refuerza los indicios de delito apreciados por su titular, Juan José Escalonilla, que recientemente decidió imputar al partido como persona jurídica y a varios dirigentes de la formación morada, entre los que se encuentran el exdiputado Juanma del Olmo, actual director de Comunicación y Estrategia de la Vicepresidencia segunda del Gobierno y una de las personas de máxima confianza de Iglesias.

La exsenadora de En Comú Podem por Tarragona entre el 2016 y el 2019 solicita personarse como parte perjudicada y acusación particular al entender que la dirección del partido malversó fondos y empleó las donaciones a las que están obligados a realizar sus cargos públicos para encubrir «una operación de blanqueo». Según recoge Europa Press, Celia Cánovas solicita al juez que la incluya en la causa que se abrió a consecuencia de la denuncia presentada por el exresponsable jurídico del partido, José Manuel Calvente, que el pasado julio presentó una denuncia contra Podemos por presuntos delitos de malversación y administración desleal.

«Les he visto vivir como reyes»

Tras haber acordado un régimen de donaciones particular, una excepción lograda debido a los elevados costes en los que incurría para mantener su despacho como abogada, Cánovas fue advertida de que ese trato ya no valía, algo que considera una respuesta a su intento de disputar las primarias a Xavier Doménech. Cánovas se negó, y explica que sus donaciones en esos tres años de actividad parlamentaria ascienden a 25.000 euros, sospechando que parte de este dinero pudo estar destinado al enriquecimiento personal de algunos de los mandatarios: «Los he visto vivir como reyes», afirma en Vozpopuli. Entre las irregularidades, destaca que en el 2018 aportó 3.000 euros, mientras que el certificado expedido por Podemos para la Declaración de la Renta constaban 5.000 euros, generándose un desfalco en la contabilidad de 2.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La denuncia de una exsenadora de Podemos permitirá investigar la presunta financiación ilegal del partido