El independentismo se enfrasca en una pelea por controlar la fecha de las elecciones catalanas

Torra llama necio a Sánchez por acusarle de perjudicar el «procés»

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el acto institucional de la Diada más atípica
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el acto institucional de la Diada más atípica

Redacción / La Voz

Las aguas siguen bajando muy revueltas en el barrizal político catalán. A pesar de que muchas voces exigen la convocatoria de elecciones en Cataluña -ante la más que probable inhabilitación de Quim Torra los próximos días por el Tribunal Supremo- la realidad es que el independentismo se enfrasca en una pelea por controlar la fecha de los comicios.

Los secesionistas llevan mucho tiempo divididos. Aunque coinciden en el objetivo de ejercer la autodeterminación, sus hojas de ruta son divergentes ante las elecciones, conscientes de el que gane marcará la futura línea de confrontación permanente con el Estado.

En el otro lado de la barrera hay un clamor por la cita con las urnas. El presidente de las pymes catalanas, Josep González, señala que es necesario «un poco más de gobierno y un poco menos de política». Lo dijo el mismo día en el que Pedro Sánchez acusó en una entrevista en La Sexta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de judicializar el conflicto catalán. Sánchez le responsabilizó del bloqueo que podría provocar su inhabilitación ya que dejaría muy limitada la capacidad del Ejecutivo catalán ante la actual emergencia sanitaria, económica y social. 

Tarugo o necio

Torra replicó ayer a Sánchez negando que el independentismo judicialice la política: «Pues no, señor». Lamentó que «encima ahora resulta que el presidente Sánchez nos dice que somos los independentistas quienes judicializamos la política». Torra tachó a Sánchez de «tros de quòniam», una expresión catalana equivalente en español a tarugo o necio, por su afirmación en la entrevista televisiva.

Coincidiendo ayer con el tercer aniversario de las fuertes protestas callejeras del 20S, Torra manifestó que el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el expresidente de la ANC, Jordi Sánchez, «tenían todo el derecho a expresarse libremente como lo hicieron, y están en la cárcel». «Esto es una vergüenza del Estado español, que mande quien mande aún sigue teniendo a nuestros compañeros y nuestros líderes políticos en prisión, y siguen judicializando una causa política, que es la causa del independentismo», aseguró.

Mientras todo esto sucede, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, propone a JxCat y la CUP acordar juntos la convocatoria electoral: «Queremos poder pactar elecciones como fruto de un acuerdo». En una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, Vilalta apostó por movilizarse, reforzar y preservar las instituciones para ganar y así no «quedarse a las puertas como ocurrió» el 1-O.

En cuanto a los Presupuestos, Vilalta dijo que para que ERC los negocie, el Gobierno «debe avanzar la vía del diálogo y la negociación», lo que considera que no ha sucedido pese a que fue un compromiso de la investidura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El independentismo se enfrasca en una pelea por controlar la fecha de las elecciones catalanas