El Gobierno de Rajoy gastó 53.266 euros de los fondos reservados para pagar el espionaje a Bárcenas

El juez de la caja B del PP levanta parte del secreto del sumario

Ignacio Cosidó, entonces director general de la Policía, charla con Jorge Fernández Díaz en un acto en el Ministerio del Interior en febrero del 2014
Ignacio Cosidó, entonces director general de la Policía, charla con Jorge Fernández Díaz en un acto en el Ministerio del Interior en febrero del 2014

Madrid / Colpisa

La operación Kitchen, el operativo parapolicial para sustraer documentos sensibles del extesorero del PP Luis Bárcenas, costó al menos 53.266,22 euros al Gobierno de Mariano Rajoy. Una partida procedente de los fondos reservados del Ministerio del Interior durante la etapa de Jorge Fernández Díaz. Así lo recoge en un auto el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que este miércoles decretó el levantamiento del sumario de estas pesquisas relativas a la investigación de la caja B del PP.

De forma paralela al caso Villarejo, que instruye otro magistrado, el instructor del caso Gürtel amplió su investigación en noviembre del 2018 tras conocerse el hallazgo de documentos de la contabilidad paralela de Bárcenas —los llamados papeles de Rosalía Iglesias, mujer del extesorero popular en prisión—, que fueron sustraídos por los policías ahora investigados en Kitchen para «controlar los daños» que pudieran generarles a altos cargos del PP. Según el juez De la Mata, las diligencias han podido acreditar 25 pagos entre julio del 2013 y mayo del 2015 en relación con la colaboración prestada por el que fuera chófer de Rosalía Iglesias, Sergio Ríos, captado por los mandos de la trama para que informara de los movimientos del matrimonio a cambio de 2.000 euros al mes. Al finalizar su cometido, Ríos ingresó en la Policía Nacional.

En los 53.266 euros también se incluyen las remuneraciones a los agentes de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía que participaron en la trama. De esta cantidad, un total de 50.000 euros corresponden a sueldos y salarios, y el resto a gastos de comida (2.574 euros), transporte (496 euros) y otros abonos menores que no se concretan (195 euros), unas cantidades que habrían sido efectuadas por el comisario Andrés Gómez Gordo y por José Mauel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre del 2017.

Las actividades parapoliciales del excomisario están siendo investigadas en diferentes piezas en el juzgado que dirige Manuel García Castellón. Su colega De la Mata recoge en su auto las personas, lugares del entorno de Bárcenas y de su esposa que fueron objeto de vigilancia en el 2013 y en el 2014.

Comisarios implicados

Estas anotaciones partieron del área especial de seguimientos. Su responsable era Enrique García Castaño, el comisario que ahora está colaborando con la Justicia y apuntó a los responsables políticos de Kitchen, entre ellos el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, también investigado. Esta actividad estaría coordinada desde la unidad dirigida entonces por el comisario Eugenio Pino, según recoge el auto.

El PSOE impulsa que el Congreso investigue al PP en el caso Kitchen, pero no a Podemos

Las últimas revelaciones sobre el espionaje policial al extesorero del PP Luis Bárcenas en pleno escándalo de la caja B del partido han dado munición al PSOE y a Unidas Podemos para impulsar en el Congreso una comisión de investigación sobre la «guerra sucia» en la anterior cúpula del PP. Socialistas y morados preparan una petición para crear una comisión parlamentaria que aclare la participación que el Ejecutivo de Mariano Rajoy tuvo en las actuaciones de la policía patriótica en la operación Kitchen que investiga la Audiencia Nacional.

La intención es sentar en la comisión a exdirigentes del PP como el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, la ex secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y el marido de esta, el empresario Ignacio López del Hierro, para quienes la Fiscalía Anticorrupción pide su imputación. También buscarán que Casado aclare si siendo vicesecretario general del PP intervino en la supuesta trama policial.

Investigar a Podemos

Ciudadanos señaló que no se opondrá a que se investigue a ningún partido e insiste en extender las pesquisas al partido que lidera Pablo Iglesias, también bajo lupa judicial. El martes, la Junta de Portavoces rechazó crear una comisión sobre la financiación de Podemos y los presuntos indicios de delito que la Fiscalía ve en el caso de la consultora Neurona. Desde el PP, reprochan al Gobierno que ahora pretenda abrir una comisión sobre la Kitchen, cuando han desechado una similar sobre Podemos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Gobierno de Rajoy gastó 53.266 euros de los fondos reservados para pagar el espionaje a Bárcenas