Ciudadanos traslada a Sánchez su voluntad de negociar unos presupuestos «moderados y sensatos»

Arrimadas pide una tregua política para afrontar la respuesta a la crisis derivada por el coronavirus


Madrid | La Voz

Ciudadanos se abre a negociar los Presupuestos. La presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, transmitió este miércoles a Pedro Sánchez en la reunión que mantuvieron en Moncloa su «voluntad firme y real» de explorar un acuerdo para unos presupuestos «moderados, sensatos, que incorporen correctamente la ayuda europea y que no tengan ideologías contrarias a lo que necesita este país». Arrimadas contextualizó la posición de su partido por la proximidad de las «decenas y decenas de millones de euros» que llegarán procedentes de Bruselas a consecuencia de la pandemia, un dinero que, confía, «no se lo acaben repartiendo Rufián, Otegi e Iglesias en un despacho».

La líder de la formación liberal admitió que «no será fácil» negociar con este Ejecutivo, pero incidió en las circunstancias excepcionales que afronta el país. De momento no hay fijada una fecha para avanzar en esta materia, pero a Sánchez se le abre una puerta para aprobar sus primeras cuentas públicas en los más de dos años que lleva en el poder, algo que necesita para alargar la vida de la legislatura. Junto a los votos naranjas y a los de las dos formaciones que sostienen la coalición, el Gobierno todavía necesita lograr el respaldo del PNV y de varias formaciones minoritarias en la Cámara Baja.

Arrimadas también pidió al presidente del Gobierno la firma de «una tregua política», un llamamiento que hizo extensivo al resto de líderes de las formaciones con representación parlamentaria. «Es nuestra obligación moral», afirmó. No mencionó de forma expresa al PP, pero sí pareció referirse a este partido cuando pronosticó que después de la pandemia «se juzgará a los partidos que hemos estado en la oposición».

A pesar de esta aproximación en materia presupuestaria, Arrimadas rechazó contribuir a la renovación de órganos constitucionales que requieren una mayoría reforzada en el Congreso. Los diez diputados naranjas no son trascendentales aquí, pero Arrimadas recomendó abordar la renovación de algunas de estas instituciones, como el Consejo General del Poder Judicial, modificando la ley que regula la elección de los magistrados que forman parte de este órgano de gobierno de los jueces. 

La voluntad de acuerdo no está reñida con la crítica. Y así se lo hizo saber Arrimadas a Sánchez. «Ya saben lo que pienso de este Gobierno», un Ejecutivo al que acusó de haber llegado «tarde y mal» en la respuesta a la pandemia, sin embargo, consideró que «es momento de arrimar el hombro».

Arrimadas también se mostró crítica con la actitud del Gobierno respecto al regreso a las escuelas, achacándole que trasladara toda la responsabilidad a las comunidades autónomas. Así,para la vuelta al cole, demandó una «estrategia nacional y no 17. Le he pedido al presidente que asuma el liderazgo». Sin abandonar la materia educativa, también requirió un plan de ayudas para los padres que tengan que quedarse en casa a cuidar a sus hijos infectados o bien en cuarentena. En el aspecto económico la líder de Cs también solicitó la prorrogación de los Ertes más allá del 30 de septiembre.

El Gobierno ve «posibilidades y puntos de encuentro»

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cree que, tras la reunión entre el presidente Pedro Sánchez y la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, hay «posibilidades» de hallar «puntos de encuentro» con el partido naranja para que en el futuro, si prosperan las negociaciones, apoyen los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

La portavoz del Gobierno ha agradecido la «voluntad sincera» de Ciudadanos para negociar y ha subrayado que, pese a las diferencias en algunos asuntos y la posición crítica del partido naranja, hay una actitud «constructiva» y ambas partes comparten un diagnóstico común sobre la situación del país tras la pandemia.

A su juicio, «hay un diagnóstico común de que es un momento excepcional que requiere una respuesta excepcional», por lo que el objetivo es buscar esos puntos de encuentro, más que ahondar en las diferencias.

Lo que no comparte el Gobierno es la petición de la presidenta de Ciudadanos sobre una hipotética reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para cambiar el sistema de nombramientos del CGPJ.

Esa posición «no es compartida por el Gobierno», ha dicho la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en rueda de prensa después de la reunión entre Sánchez y Arrimadas. Previamente, la presidenta de Ciudadanos había afirmado a los periodistas que el presiente no le había dado respuesta a su petición.

Arrimadas ha insistido a Sánchez en que no puede contar con su partido para la renovación del CGPJ y ha dicho tener «la solución» para Sánchez, que insiste en que «no puede estar 40 meses sin renovarse el CGPJ» y para el presidente del PP, Pablo Casado, que se niega a negociar con un Gobierno en el que esté Podemos.

La solución, a su juicio, es que PSOE y PP pacten una reforma de la ley, para lo que no necesitarían a Podemos y a la que Ciudadanos sumaría sus escaños para poner en marcha un nuevo sistema «mucho más despolitizado». Para Arrimadas, «no hay excusas» ni para el Gobierno ni para el PP, porque con su propuesta no cuesta ni un euro y todo el mundo gana porque se despolitiza la justicia.

Sánchez se abre a estudiar la propuesta de Casado para crear una agencia independiente que reparta los fondos europeos

Fran Balado
A su llegada a la Moncloa, Casado ha saludado a Sánchez chocando los codos
A su llegada a la Moncloa, Casado ha saludado a Sánchez chocando los codos

El líder de la oposición descarta apoyar los Presupuestos y la renovación de las instituciones que reclama el Gobierno

Pedro Sánchez y Pablo Casado llevaban cuatro meses sin hablar, por lo que fueron muchos y muy variados los temas que trataron en su reunión de este miércoles en la Moncloa. Dos horas en las que, según trasladó el líder de la oposición al finalizar el encuentro, destinaron a «analizar la difícil situación por la que atraviesa España».

Entre las principales novedades destaca la propuesta del presidente del PP para la creación de una agencia nacional para la recuperación económica de España, un alto comisionado independiente para evitar «la discrecionalidad, el clientelismo y el peronismo» del Gobierno a la hora de repartir la bolsa de ayudas procedente de Bruselas destinada a paliar los efectos del coronavirus, estimada en 140.000 millones. Casado propuso que este «órgano independiente» debería estar presidido por alguien sin «adscripción partidista», sugiriendo la idoneidad para el cargo de alguno de los ex gobernadores del Banco de España. Estaría al frente de un equipo conformado por una mezcla de personal público y privado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ciudadanos traslada a Sánchez su voluntad de negociar unos presupuestos «moderados y sensatos»