Torra busca el bloqueo institucional en Cataluña e insinúa que si lo inhabilitan se rebelará

Presiona a ERC para que no presente candidato para sustituirlo a él

El presidente Quim Torra, este lunes durante una reunión telematica
El presidente Quim Torra, este lunes durante una reunión telematica

Madrid / Colpisa

Quim Torra quiere morir matando. El presidente de la Generalitat de Cataluña avanzó ayer su estrategia marcada por el previsible final de su carrera política. El día 17, el Tribunal Supremo revisará el recurso de casación contra la sentencia condenatoria que le impuso el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Este órgano lo inhabilitó a un año y medio para el ejercicio de empleo o cargo público por un delito de desobediencia a la Junta Electoral, que le ordenó retirar los lazos amarillos de edificios de la Generalitat antes de las elecciones generales del 28 de abril del 2019. Con estos precedentes, y a la espera de la sentencia firme del Supremo que le deje fuera de juego, Torra ha marcado las cartas de la partida. En una entrevista en la televisión pública TV3, ha pedido a los partidos independentistas que no presenten otro candidato en el Parlamento autonómico para investir a otro presidente si es inhabilitado: «No se entendería que algún partido independentista presentara otro candidato», ha dicho, en referencia sobre todo a los planes que tenga ERC, su socio de coalición.

El presidente ha advertido de que su calendario no estará condicionado por las decisiones judiciales: «Lo que puedo decir es que ningún tribunal me marcará mi calendario».

El líder de Junts per Catalunya (JxCat) ha reconocido que del Supremo no espera ninguna otra decisión que no sea la inhabilitación y, sobre si la desobedecerá, ha contestado: «Yo he desobedecido dos veces, no creo que sea la última que lo haga. En cualquier caso, lo que puedo decir es que a mí no me marcan el calendario las decisiones de un tribunal español».

Sin embargo, al ser preguntado por cómo se puede desobedecer una sentencia de este tipo, Torra no lo ha aclarado: «No digo que esté desobedeciendo una sentencia. Yo solo le explico que todo aquello que a mí me parece incompatible con mi conciencia y con la defensa a ultranza de los derechos fundamentales, en mi condición de presidente mi deber es oponerme». 

Otro referendo

En cuanto a la mesa de diálogo con el Gobierno central, Torra ha criticado que no haya dado resultados hasta ahora y ha anunciado que no acudirá a más si el Gobierno no acepta un orden del día para definir la fecha y las condiciones de un referendo de autodeterminación y una amnistía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Torra busca el bloqueo institucional en Cataluña e insinúa que si lo inhabilitan se rebelará