Un fontanero en la sombra y exnovio de Irene Montero

Pêrfil de Juanma del Olmo, director de estrategia y comunicación del vicepresidente del Gobierno


Madrid | Colpisa

Pocos fuera del Congreso le habrían puesto cara hasta esta semana. Su carácter es de lo más discreto, pero ello no impide que sea uno de los dirigentes que mayor poder acapara en Unidas Podemos. Quizá, el que más tras Pablo Iglesias e Irene Montero. Su nombre es Juan Manuel del Olmo (Soria, 1982). Juanma para los compañeros del partido. Pero su discreción, o timidez, ha chocado esta semana de frente con su imputación por una presunta financiación ilegal de la formación morada.

Del Olmo, además de secretario de Comunicación de Podemos, es director de Estrategia y Comunicación del vicepresidente segundo. Es decir, forma parte del Gobierno y pertenece al círculo más íntimo de Iglesias. El ahora investigado había logrado pasar desapercibido para el gran público pese a haber ejercido como diputado en dos legislaturas. Participó de forma activa en el movimiento 15-M, en la gran campanada de Podemos de las europeas del 2014 y en la negociación del Gobierno de coalición. Siempre ha estado ahí. Eso sí, en la sombra y sin dejarse ver.

Los apellidos que sobresalieron tras las europeas del 2014 fueron los de Iglesias, Errejón, Monedero, Bescansa y Alegre. Pero a Juanma siempre se le vislumbró en la oscuridad de aquellas fotos. Estaba al fondo de esos profesores universitarios que acabaron a palos. A modo de ejemplo, Irene Montero, con la que mantuvo una relación sentimental antes de convertirse en la pareja de Iglesias, ni formaba parte de la dirección de Podemos en los principios del partido, pero Del Olmo ya manejaba los asuntos más cruciales a causa de su profunda sintonía con Iglesias. Por entonces competía con Errejón, jefe de campaña en las elecciones más exitosas de Podemos. Pero tras la salida abrupta del segundo espada del partido, Del Olmo se convirtió, ungido por Iglesias, en el nuevo estratega del partido.

Muchos enemigos

Enemigos no le faltan, ni en la izquierda, ni en la derecha. Una de las miles de batallas y filtraciones internas dentro de Podemos salió a la luz, con nombres y apellidos, en una disputa entre Teresa Rodríguez, también ya fuera del partido, y Echenique. «No disimules. Me lo han dicho de un medio, tío. Directamente. Es que es muy brutal. Me imaginaba a Juanma, no sé igual son prejuicios. Pero eres tú». Del Olmo resultó decisivo para que Isa Serra, su pareja sentimental con la que tiene un hijo, se convirtiera en la líder de Podemos en Madrid. Suya fue la idea del tramabús, un autocar en el que, entre otros supuestos corruptos, aparecía Felipe González. Con la prensa también ha tenido un episodio oscuro. Ocurrió en una convocatoria a un desayuno informal para que Del Olmo estrechara contactos con los redactores que seguían por el 2017 el día a día de Podemos. Eso sí, se vetó a los que no agradaban a la dirección morada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un fontanero en la sombra y exnovio de Irene Montero