La República Dominicana, posible destino de Juan Carlos I tras dejar España

El emérito se instalará en un complejo de lujo en La Romana de forma provisional

El rey Juan Carlos ya no está en España. El anuncio de su marcha, difundido el lunes por la tarde por la Casa Real, se produjo cuando el rey emérito ya se encontraba fuera del país, según fuentes cercanas a la monarquía

El emérito abandonó el Palacio de la Zarzuela el domingo tras escribirle la carta con su adiós a a su hijo y pasó la noche en Sanxenxo, según detallaron algunas fuentes a El Mundo y La Vanguardia. Según esos mismos informantes, el lunes por la mañana viajó en coche hasta Oporto y desde allí voló rumbo a la República Dominicana horas antes de que trascendiera su comunicado. 

La intención de Juan Carlos I es la de alojarse en una residencia en el complejo Casa de Campo, en La Romana, durante unas semanas. Su estancia, según La Vanguardia, tendrá carácter temporal ya que no se trata de instalarse en este destino definitivamente, sino que como mencionó en la misiva remitida a su hijo, el viaje corresponde a su «voluntad de trasladarse, en estos momentos, fuera de España». Los Fanjul, una familia muy adinerada de Latinoamérica gracias a plantaciones de azúcar, actuarán de anfitriones durante la estancia del emérito en la República Dominicana. La hermana de la abuela de este empresario del azúcar era Edelmira Sampedro, una cubana que se casó con el príncipe Alfonso, hijo mayor de Alfonso XIII, y abuelo de Juan Carlos I. 

La decisión de salir de España fue pactada entre padre e hijo y entre la Zarzuela y la Moncloa. Fue tomada ante la repercusión pública de la «vida privada» del monarca que abdicó en el 2014 en favor de Felipe VI. Oficialmente la Casa del Rey no ha confirmado cuál será el destino de Juan Carlos I, pero en medios portugueses (como la cadena Televisao Independente) se publicaba en la noche del lunes que iba a residir en Estoril, cerca de Lisboa, donde pasó su infancia. 

El padre del rey emérito, Juan de Borbón, estuvo exiliado en la ciudad portuguesa. Allí crió a su hijo antes de que este regresara a España. Ante los rumores de su posible marcha, recientemente el alcalde de Cascais, Carlos Carreiras, había proclamado que en su localidad Juan Carlos I sería recibido «con toda la amistad».  

El rey que primero asentó la monarquía y luego la debilitó

César Coca

Llegó al trono en medio de muchas dudas, ganó su legitimidad el 23-F, tuvo años de gran prestigio pero luego cayó el velo que cubría a la Casa Real y su figura ha quedado muy dañada

Hace solo quince años, Juan Carlos I parecía el rey que había cerrado, o al menos atenuado hasta un nivel casi puramente teórico, el debate siempre complicado en España acerca de la forma de Estado. Nacido en el seno de una familia que tuvo que marchar al exilio por los errores cometidos en el desempeño de lo que el monarca emérito llamaba oficio, recibió una educación que debería haberlo puesto a salvo de algunas tentaciones. Luego se curtió en el campo de batalla que fue la Transición, caminando por el borde del precipicio junto a Adolfo Suárez, un funambulista que como ha escrito Javier Cercas había asumido el espíritu del general Della Rovere.

Seguir leyendo

 

Votación
7 votos
Comentarios

La República Dominicana, posible destino de Juan Carlos I tras dejar España