El secesionismo exige al Gobierno que amnistíe a los presos del 1-O para retomar el diálogo

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

De izquierda a derecha, Cuixart, Junqueras, Romeva y Turull saliendo de prisión el pasado 17 de julio
De izquierda a derecha, Cuixart, Junqueras, Romeva y Turull saliendo de prisión el pasado 17 de julio Pau Venteo | EUROPA PRESS

Pablo Iglesias considera que la suspensión del tercer grado es «una mala noticia»

29 jul 2020 . Actualizado a las 22:26 h.

El incendio provocado por el juzgado de vigilancia penitenciaria que suspendió el tercer grado a cinco de los independentistas encarcelados deja el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat herido de muerte. Los independentistas y los comunes pidieron ayer al Ejecutivo que no se quede de brazos cruzados y mueva ficha. Exigen la amnistía y no dudaron en responsabilizarlo de las decisiones de la Fiscalía y de los jueces, como si no existiera la división de poderes.

Con los últimos episodios judiciales, el independentismo da por dinamitado el diálogo y ha radicalizado las posiciones. «Es el Gobierno el que ha decidido levantarse de la mesa», afirmó el vicepresidente Pere Aragonès. «Sin justicia, no hay paz», advirtió Gabriel Rufián en el Congreso.

El presidente del Gobierno replicó que el Ejecutivo ni pone ni quita sentencias y se desmarcó de las decisiones de la Fiscalía. Pedro Sánchez aseguró que mantiene su compromiso con el diálogo, pero que a su juicio quien se niega a sentarse es Quim Torra.