PSOE y Unidas Podemos blindan su pacto tras el fracaso en las elecciones

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Alberto Rodríguez, secretario de Organización de Podemos advirtió a los críticos: «No nos va a temblar la mano para proteger el partido»
Alberto Rodríguez, secretario de Organización de Podemos advirtió a los críticos: «No nos va a temblar la mano para proteger el partido»

Iglesias reúne hoy a su ejecutiva y la dirección amenaza a los críticos y disidentes

17 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En su primer contacto tras las elecciones en Galicia y País Vasco, el PSOE y Unidas Podemos celebraron ayer una reunión de la comisión permanente de seguimiento del acuerdo de coalición para blindar su pacto y evitar que los malos resultados de la formación de Pablo Iglesias en ambos comicios y el estancamiento de los socialistas se traduzcan en una elevación de las tensiones internas en el Ejecutivo. O, al menos, para establecer mecanismos capaces de gestionarlas cuando surjan sin que eso afecte a la estabilidad del acuerdo. La reunión fue la tercera entre ambos socios del Gobierno de coalición y la primera tras el levantamiento del estado de alarma provocado por el covid-19.

Dos reacciones muy distintas

Tanto el PSOE como Unidas Podemos aseguran que el resultado electoral no influye en la coalición porque el Gobierno no se presentaba a las elecciones y porque ambos comicios tienen unas especificidades territoriales sobre las que no cabe extraer conclusiones de ámbito nacional. La reacción de ambos partidos a los resultados del pasado domingo fue sin embargo muy distinta. Mientras el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, compareció la misma noche de los comicios reconociendo que los datos no fueron los esperados, pero marcando distancias con la debacle de Unidas Podemos, y la ejecutiva socialista se reunió el lunes para poner en valor la reedición del pacto con el PNV en el País Vasco, el partido morado todavía no ha hecho un análisis interno de su descalabro en Galicia y País Vasco.

Será hoy, cinco días después de las elecciones que certificaran el peor resultado histórico de Podemos, cuando el partido morado reúna a su ejecutiva para analizar las causas de lo que el propio Pablo Iglesias calificó como una «derrota sin paliativos».