Pablo Iglesias convoca a la ejecutiva para analizar la «derrota sin paliativos» en Galicia y País Vasco

Podemos y sus socios se quedaron fuera del Parlamento gallego y redujeron a la mitad su presencia en la cámara vasca

Pablo Iglesias en un mitin en A Coruña durante la campaña del 12J
Pablo Iglesias en un mitin en A Coruña durante la campaña del 12J

Redacción / Agencias

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, ha convocado este viernes el Consejo de Coordinación estatal para analizar junto a los máximos dirigentes de su formación la «derrota sin paliativos» que sufrieron el domingo en las elecciones gallegas y vascas.

Podemos y sus socios, que concurrieron a estas citas como Galicia en Común-Anova-EU y Elkarrekin Podemos-IU, se quedaron fuera del Parlamento gallego -pasando de ser segunda fuerza, con 14 escaños, a no sacar ninguno-, y redujeron casi a la mitad su presencia en la cámara vasca -de 11 escaños, se quedaron con 6-. Ante estos resultados, la dirección ha hablado de la necesidad de una «reflexión autocrítica», si bien de momento solo ha señalado los «problemas internos» como posible causa.

En los días siguientes al 12J la dirección del partido apenas ha hecho declaraciones. De hecho, ni siquiera se celebró el lunes la habitual reunió semanal del Consejo de Coordinación ya que, según informa Europa Press, Iglesias prefería esperar a que se produjeran primero las reuniones de las direcciones en Galicia y Euskadi, para después analizar los resultados en la directiva nacional.

Finalmente, esta reunión se celebrará el viernes y, según adelantó Público, a ella han sido invitados los candidatos en las pasadas elecciones gallegas y vascas, Antón Gómez-Reino y Miren Gorrotxategi. 

En el encuentro harán una «reflexión colectiva» y «autocrítica». Mientras tanto, desde el partido solo han señalado como causa los «problemas internos» que lleva arrastrando la organización desde hace años y que, según señaló Belarra, miembro del consejo ciudadano estatal de Podemos, «se han acrecentado desde los medios de comunicación».

Desde la directiva argumentan que los malos resultados se deben a una «realidad compleja» en la que influye el hecho de que los partidos nacionalistas hayan sabido capitalizar el voto a la izquierda del PSOE, mientras Podemos se desgastaba, sobre todo en Galicia, con peleas internas. Unas disputas que relacionan con la falta de estructura de partido y cuadros medios, que se traducen en la pérdida de apoyos. 

Problemas en la configuración del partido

Precisamente, Monedero apuntó a que es esta falta de estructura uno de los problemas de Podemos, que sigue sin dedicar sus energías a «construir partido». Pilar Garrido, coordinadora autonómica del partido en Euskadi, coincide con él, ya que reconoció que a pesar de conseguir «grandes logros que vienen para quedarse» a nivel de políticas que «benefician a la gente», al mismo tiempo no han logrado todavía «crear una organización fuerte, estable, unida y arraigada» en pueblos y ciudades.

Dirigentes y exdirigentes de la formación morada críticos con la dirección no tardaron en hacerse oír en respuesta a los resultados electorales. Nacho Escartín, exsecretario general de Podemos en Aragón, Ramón Espinar, exsecretario general en Madrid o Íñigo Errejón, exnúmero dos y ahora líder de Más País coincidieron en apuntar al excesivo centralismo, la persecución al que opina diferente y a la crítica interna o el abandono por la plurinacionalidad como causas de esta derrota.

Por su parte Espinar comentó que la dirección estatal es la culpable, por haber convertido el partido «en un solar sin nadie que les moleste», con su «sectarismo» y su «endogamia»; por hacer una campaña «teledirigida desde Madrid», con una «agresividad indiscriminada» hacia los medios de comunicación; y por basar esa campaña en los pactos de gobierno, que solo transmiten que «no hay proyecto más allá del reparto de poder».

Errejón también dirigió duras críticas a Podemos, afirmando en Twitter que que el Podemos que crearon en 2014 «ya no existe», «existe una cosa que se llama UP y que tiene los resultados de siempre de IU».

Ante esta situación, la portavoz Serra aclaró que la cúpula de Podemos descarta que los malos resultados pongan en cuestión el liderazgo de Iglesias y su equipo, al defender que todos fueron «revalidados» en la Tercera Asamblea Ciudadana que celebró Podemos en mayo. Además, también apuntan que esta situación no afectará a la labor e importancia de Unidas Podemos en el Gobierno.

Gómez-Reino certifica su continuidad en el Congreso en un pleno telemático

Susana Luaña
Antón Gómez-Reino, candidato de Galicia en Común a la presidencia de la Xunta
Antón Gómez-Reino, candidato de Galicia en Común a la presidencia de la Xunta

En campaña se comprometió a dejar el acta en Madrid para centrarse en Galicia, pero esta mañana votó en el pleno en el que se debatían medidas económicas poscovid

El líder de Galicia en Común y candidato de la coalición de izquierdas, que no alcanzó representación en las elecciones gallegas, ha retomado su actividad en el Congreso de los Diputados tras el varapalo del domingo. Antón Gómez-Reino participó ayer por la mañana en el pleno en el que se debatían una serie de medidas para la reactivación de la economía por la pandemia de coronavirus, así como otras de protección de los trabajadores afectados.

El parlamentario coruñés votó de forma telemática, porque las medidas adoptadas en protección de la pandemia todavía no permiten celebrar los plenos con el hemiciclo completo. En la sesión sí intervino de forma presencial la ministra de Trabajo y diputada también de Galicia en Común, Yolanda Díaz, quien defendió las medidas laborales adoptadas por su ministerio, como la ampliación de los ERTE hasta septiembre. Tras las elecciones, ha guardado un discreto silencio.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Pablo Iglesias convoca a la ejecutiva para analizar la «derrota sin paliativos» en Galicia y País Vasco