Madrid / La Voz

Madrid es la excepción. Ante la bronca, la crispación y las tensiones que dominan la política estatal a todos los niveles, la capital española mostró al resto del país que otra forma de hacer política es posible. De Vox a Más País, todas las fuerzas con representación en el consistorio municipal estamparon su rúbrica en los llamados Acuerdos de la Villa, nombre con el que se bautizaron las 352 medidas que Madrid implantará para mejorar la vida a sus ciudadanos tras el azote del coronavirus. Muchas de ellas serán decretadas de manera inmediata, y otras, al requerir de una dotación presupuestaria, necesitarán aguardar a la aprobación de unas nuevas cuentas hasta su puesta en marcha definitiva, pero todas son el fruto de un mes largo de esfuerzo de todos los grupos municipales en el que, tras escuchar a 95 expertos de distintos ámbitos, se organizaron en cinco mesas de trabajo. Las medidas son de lo más variadas: desde ayudas directas a determinados ámbitos culturales, otras de carácter social, hasta la ampliación de carriles bici o la peatonalización de calles.

No hubo líneas rojas y todos cedieron algo en sus pretensiones iniciales, de ahí el rotundo éxito de un acuerdo que desde el consistorio no dudaron en calificar de «histórico». Buena prueba de ello es que la firma tuvo lugar en el antiguo salón de plenos, en la plaza de la Villa, que fue sede del poder municipal desde finales del XVII hasta el año 2007, cuando por problemas de espacio Gallardón decidió una mudanza al palacio de Cibeles.

Presencia de tres exalcaldes

Para dotar de mayor legitimidad el acuerdo, estuvieron presentes los regidores de la capital española que precedieron a José Luis Martínez Almeida: Álvarez del Manzano (PP), el propio Ruiz-Gallardón (PP) y Carmena (Más Madrid).

«Madrid es ejemplo de una manera distinta de hacer política», presumió el alcalde, que en el poco tiempo que lleva en la primera línea no ha cesado de acaparar elogios. Desde su respuesta ante la crisis del coronavirus, las encuestas recogen un importante incremento de la intención de voto de su formación. Almeida agradeció su predisposición, uno a uno, a los 57 concejales que conforman la corporación local. Después llegó la foto histórica en la que estuvo acompañado por los representantes de todos los grupos políticos con presencia en Cibeles: Javier Ortega Smith (Vox), que ensalzó la actitud «del pueblo de Madrid tras un durísimo confinamiento», la vicealcaldesa Begoña Villacís (Cs), que se mostró «orgullosa», Pepu Hernández (PSOE), que destacó la vertiente social, y Marta Higueras (Más Madrid), que puso «en valor lo conseguido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Madrid aprueba por unanimidad los Acuerdos de la Villa para recuperarse