La denostada ley mordaza, usada para aplicar el estado de alarma, cumple 5 años

PSOE y Podemos convirtieron su odiada ley en un pilar esencial durante el confinamiento


Madrid / Colpisa

«Este muerto está muy vivo» fue la traducción en España de Weekend at Bernie’s, una comedia norteamericana de 1989 de situaciones rocambolescas. El título de esta película bien podría retratar las andanzas de la ley mordaza. Y es que la siempre agonizante Ley de Seguridad Ciudadana del exministro Jorge Fernández, un texto que ni siquiera convencía ya por entonces (2015) al propio PP, cumple el miércoles cinco años en vigor y con mejor salud que nunca.

Y todo ello a pesar de que esta denostada normativa nació con una contestación social sin precedentes por el recorte de derechos fundamentales como el de manifestación, reunión y libertad de información a base de sanciones.

A pesar de las promesas de casi todos de acabar con ella cuanto antes, el Gobierno de PSOE-Podemos, dos de las formaciones que con más ahínco han defendido su reforma, han convertido a su odiada ley mordaza en un pilar esencial de la aplicación del estado de alarma durante la pandemia, ya que esta normativa ha sido la que ha servido al departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska para imponer más de un millón de multas a los infractores del confinamiento.

La nueva aliada del Ejecutivo, sin embargo, fue maldecida por ese mismo Gobierno desde su propio nacimiento. De hecho, su muerte fue una de las promesas del acuerdo del pacto del abrazo que alumbró el Gobierno de coalición a finales del año pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La denostada ley mordaza, usada para aplicar el estado de alarma, cumple 5 años