Urdangarin, que cumple 2 años de prisión, podría conseguir el tercer grado en unas semanas

La incógnita ahora es si la Infanta Cristina se quedará en Ginebra o se mudará a Lisboa donde tiene sede la fundación para la que trabaja y así estar más cerca de su marido

Urdangarin, la pasada Nochebuena, en el Hogar Don Oriane de Pozuelo de Alcarcón, donde realiza labores de voluntariado
Urdangarin, la pasada Nochebuena, en el Hogar Don Oriane de Pozuelo de Alcarcón, donde realiza labores de voluntariado

Madrid | Colpisa

El marido de la infanta Cristina cumple esta semana dos años en la cárcel de Brieva, de los cinco años y diez meses de prisión a los que fue condenado por el caso Nóos. Urdangarin ya ha disfrutado de varios permisos con su familia y de tres salidas semanales para asistir al voluntariado en el Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón.

Todo esto lleva suspendido desde hace tres meses debido a la pandemia del coronavirus. Se desconoce cuándo se levantarán las restricciones de Instituciones Penitenciarias para que pueda retomarlo. Se baraja incluso que se le pudiera conceder el tercer grado o semilibertad en las próximas semanas cuando se lleve a cabo la revisión semestral de la junta de tratamiento.

De otorgársele, solo tendría que acudir a prisión a dormir de lunes a jueves. Pero este cambio traería como consecuencia su traslado a otro centro penitenciario, ya que en el suyo no existe sección para internos en este régimen. La prisión de Zaballa (Álava) es la que le tocaría al ser la más próxima al domicilio que ha fijado el exduque, que es el de su familia en Vitoria. Mientras, la infanta Cristina permanece confinada en su casa de Ginebra junto a sus hijos —Miguel de 18 años, Irene que el pasado 5 de junio cumplió 15 años y los mayores Pablo Nicolás, jugador del Nantes de balonmano y Juan Valentín, que estudia en una universidad británica, pero que ha visto interrumpidas sus clases por la pandemia—. 

La infanta Cristina, que se desligó de La Caixa en enero tras 26 años en la entidad, está teletrabajando para la Fundación Aga Khan. La incógnita ahora es si se quedará en Ginebra o se mudará a Lisboa donde tiene sede la fundación para la que trabaja y así estar más cerca de su marido. Algunos apuntan a que Urdangarin tendría difícil obtener el permiso de residencia en Suiza tras su condena, ya que las leyes allí son muy estrictas con los exconvictos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Urdangarin, que cumple 2 años de prisión, podría conseguir el tercer grado en unas semanas