Borràs maniobra para que ERC y la CUP voten en el Congreso contra su suplicatorio por corrupción

Los antisistema piden la dimisión de la portavoz de Junts


La Voz

La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, acusada de corrupción, ya se ve sentada en el banquillo del Tribunal Supremo y por eso no hace más que lanzar balones a los independentistas de ERC y la CUP para que se los llenen de oxígeno y la libren de ser juzgada votando contra el suplicatorio que ha solicitado el alto tribunal.

Borràs, a quien todavía se la considera en círculos de Junts per Catalunya como la sucesora de Quim Torra, ha advertido este viernes a ERC y la CUP que «para impedir un juicio sin garantías» e «injusto» sobre su gestión al frente de la Institució de les Lletres Catalanes «hay que votar ‘no’ al suplicatorio» enviado por el Tribunal Supremo. Así pues, los argumentos de la diputada posconvergente pasan una vez más por intentar desacreditar a los jueces. Ya en su comparecencia del jueves ante la Comisión del Estatuto del Diputado, en el Congreso, para presentar sus alegaciones denunció ser víctima de una «persecución política» como independentista, y arremetió contra los informes de la Guardia Civil, a los que calificó de «inventados».

Los antisistema emplazaron ayer a Borrás a dejar su escaño como gesto de «ejemplaridad» y como un «acto de generosidad hacia el independentismo». En opinión de Mireia Vehí, no serviría «de nada» que los diputados independentistas se ausentaran de la votación del suplicatorio, en «el enésimo acto simbólico de rechazo a la justicia española», pues igualmente saldría adelante. Lo que sí sería efectivo, ha destacado, sería que Borràs renunciara a su escaño en el Congreso, perdiese así su condición de aforada y su caso pasase entonces a manos de un tribunal ordinario. La CUP, ha subrayado, tampoco puede «tolerar que haya sombras de malas praxis en temas de corrupción».

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Borràs ha confirmado que la CUP le ha trasladado «en privado» la propuesta de abandonar su escaño para que esas presuntas irregularidades sean investigadas hasta el fondo en un tribunal ordinario, pero la portavoz de JxCat en el Congreso no considera que sea una solución óptima. Según ella, «si no se quiere que haya un juicio que ya se sabe que será injusto, hay que preservar esta inmunidad».

Borràs ha insistido en que no piensa renunciar a su acta de diputada porque tiene «la conciencia muy tranquila». Y si dejase su escaño, ha alertado, el mensaje que se trasladaría «a las cloacas del Estado» sería: «Continuad haciéndolo porque es efectivo, porque cuando apuntáis a una persona y le construís casos con informes falsos de la Guardia Civil, el efecto es que esta persona se aparta». A Borràs se la acusa de haber facilitado, cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes, la adjudicación irregular de contratos a un amigo por valor de casi 260.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Borràs maniobra para que ERC y la CUP voten en el Congreso contra su suplicatorio por corrupción