Iglesias desoye a la Moncloa y mantiene los ataques contra la «policía patriótica»

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, este lunes, en el Congreso
El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, este lunes, en el Congreso FERNANDO VILLAR

La Fiscalía pide a la jueza que archive la causa contra el delegado del Gobierno en Madrid por autorizar la manifestación del 8M

08 jun 2020 . Actualizado a las 20:27 h.

«A la Guardia Civil no se la puede conocer por informes con recortes de páginas web de extrema derecha». En un momento en el que el Gobierno trata de rebajar el malestar generado en instituto armado y en el resto de fuerzas de seguridad por las referencias a la existencia de «policía patriótica» que estaría detrás de los ataques al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, volvió este lunes a la carga con la tesis de las «cloacas del Estado». El líder de Podemos descalificó el informe entregado por la Guardia Civil a la jueza que investiga la manifestación del 8M y aseguró que detrás de ese atestado hay un interés político. «Ese es el mayor ataque que puede haber contra la Guardia Civil y su profesionalidad», señaló Iglesias, que insistió en la necesidad de acabar con la «policía patriótica» que, según la propia portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, no existe.

Iglesias, por el contrario, opina que su existencia «no es opinable», ya que una comisión de investigación del Congreso «acreditó» que en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad existía un grupo «que trabajaba con algunos sicarios mediáticos para tratar de proteger al PP en algunos escándalos». Rechazó hacer «matices» por ello a las explicaciones del ministro Grande-Marlaska sobre el cese del coronel Pérez de los Cobos y recordó que todos los guardias civiles son «profesionales sometidos a la autoridad del Gobierno, independientemente de su color político». 

Respaldo a los ataques de Garzón

Eludió también desautorizar las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que apuntó a la idea de que en la policía y la Guardia Civil puede haber «elementos reaccionarios» que «asumen como propio el discurso que invita al golpe del Estado». «¿Que sigan existiendo redes o grupos ilegales que actúan contra la ley? Cada uno tiene su opinión, pero si eso existe lo tienen que perseguir los jueces», señaló Iglesias.