Marlaska dice que ocultó el motivo del cese de Pérez de los Cobos por «respeto»

Sánchez le apoya y vincula el acoso a que está desmontando la «policía patriótica»


Madrid / la Voz

«Váyase». «Dimita». «Está acabo». «Es inmoral». El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, pasó ayer por una de las pruebas más duras que se recuerdan en el Congreso. Acosado por la oposición en el debate sobre la prórroga del estado de alarma, en la sesión de control y en una interpelación urgente sobre la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos por entregar el informe de la Guardia Civil a la jueza que investiga el 8M, acabó refugiándose en el argumento de que no fue él quien tomó esa decisión. «No voy a dimitir, no he cometido ninguna ilegalidad, ni yo ni me equipo. Yo no he cesado al señor Pérez de los Cobos, sino que ha sido el secretario de Estado a propuesta de la directora de la Guardia Civil», señaló, eludiendo toda responsabilidad.

Pero, antes de ello, ofreció una nueva versión sobre ese cese y sobre por qué en sus primeras intervenciones en el Congreso desvinculó la destitución del informe de la Guardia Civil y de la filtración del atestado y la circunscribió exclusivamente a una simple remodelación en el instituto armado. Aseguró que no quiso decir nada por respeto al coronel. «En un primer momento dije que las causas eran la remodelación y también de pérdida de confianza, pero no quise decir más porque tengo respeto a la carrera profesional de Pérez de los Cobos». «Ustedes les echan por la puerta de atrás y no les dicen ni adiós. Nosotros les decimos la razón por la que hemos perdido la confianza, pero nunca denostamos su carrera profesional», respondió al PP.

«Impedir que fuera denostado»

Según explicó, el cese del coronel se debió a la pérdida de confianza por la filtración del informe de la Guardia Civil, y no a que De los Cobos no le informara sobre el contenido del mismo. El objetivo, según dijo, era proteger ese atestado e investigar esa filtración para «impedir que el trabajo de la Guardia Civil sea denostado por parte de terceros». Es decir, que lo que el Gobierno quería, según Marlaska, es proteger el atestado en el que se apunta a responsabilidades penales de miembros del Ejecutivo porque la filtración de un informe judicial «puede desacreditar una investigación».

Marlaska insistió en que ni él ni la directora de la Guardia Civil pidieron nunca el contenido del informe al coronel destituido. Y reveló, en su defensa, que en su carta de dimisión el ex número dos de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, calificaba la destitución del coronel Pérez de los Cobos de «legal, pero injusta»,

Tanto los populares como Vox y Ciudadanos exigieron la dimisión del ministro o su cese. Pero Marlaska recibió el respaldo explícito del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Frente a las acusaciones del líder de los populares, Pablo Casado, que dio por hecho que fue él quien ordenó la destitución del coronel, Sánchez vinculó el acoso de la oposición al ministro al hecho de que Marlaska esté «destapando la policía patriótica» del PP en Interior.

Marlaska utilizó luego ese mismo argumento en la interpelación que le hizo el portavoz de Ciudadanos Edmundo Bal. Aseguró que tanto él como su equipo están sufriendo un acoso político por «tratar de desmantelar aquello que el PP había dejado en el Ministerio de Interior».

Unidas Podemos acusa al PP y a Vox de usar las cloacas del Estado para tumbar al Gobierno 

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, acusó al PP y a Vox de querer «tumbar al Gobierno recurriendo de nuevo a las cloacas» ante la «impotencia» de saber que «no van a poder al Gobierno ni en las urnas ni en el Parlamento». Durante su intervención en el pleno del Congreso sobre la prórroga del estado de alarma, Asens reprochó a esos dos partidos que hayan «traspasado todas las fronteras» para atacar al Gobierno durante la emergencia sanitaria y les garantizó que la coalición del PSOE y Unidas Podemos no dará ningún paso atrás. «Aplauden con las orejas la ofensiva de su brazo policial. Igual que en su día llamaban al Tamayazo, hoy intentan culpar al Gobierno recurriendo de nuevo a las cloacas», aseguró Asens en referencia a las peticiones de dimisión al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras las destituciones en la Guardia Civil. «A pesar del ruido de los coroneles y las cloacas no vamos a dar un paso atrás», aseguró, que concluyó diciendo que «la libertad, es incompatible con tener en una mano la cacerola y en otra la bandera con el águila franquista».

Jueces y fiscales cuestionan la actuación del ministro en la destitución 

Asociaciones e jueces y de fiscales cargaron ayer contra la actuación del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos. La Asociación Profesional de la Magistratura pidió al Consejo General del Poder Judicial que analice el cese del coronel y adopte las medidas necesarias para proteger el principio de independencia judicial y asegurar que los jueces puedan desarrollar su labor sin injerencia alguna. Considera la APM que ese cese es incompatible «con los principios esenciales en los que se basa nuestro Estado de Derecho» La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) pidió su cese o dimisión por haber «perdido toda la legitimidad para cualquier cargo ejecutivo». La Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF) pidió también a Marlaska que dimita al no haber respetado la separación de poderes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Marlaska dice que ocultó el motivo del cese de Pérez de los Cobos por «respeto»