Y Abel Caballero logró la paz en el Congreso

El presidente de la FEMP demanda que las entidades municipales puedan disponer de sus remanentes para paliar la crisis del covid-19


Madrid | La Voz

Hasta el momento la comisión de reconstrucción social y económica tras el coronavirus había servido exclusivamente de arma arrojadiza entre los partidos, pero la visita al Congreso de este jueves del alcalde de Vigo, Abel Caballero, abrió una inesperada tregua en la batalla política. Como prueba, los elogios públicos a un dirigente socialista por parte del portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que a su vez coincidió en buena parte con la postura del representante de JxCat, Ferrán Bel.

Abel Caballero compareció en calidad de presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para defender una reivindicación que sostiene desde el inicio de la crisis del coronavirus: que las entidades locales puedan disponer de sus propios remanentes para atender a las emergencias sanitarias y sociales derivadas por el estallido de la pandemia. En primer lugar, porque las reservas de cada ciudad «son de cada ciudad», y en segundo lugar, porque ninguna administración mejor que la local, «la más cercana», para repartir y distribuir estas bolsas de dinero con criterio. Según datos manejados por la FEMP, los remanentes de tesorería para gastos generales ascienden a 17.841 millones de euros.

El Gobierno, a través de la ministra de Hacienda, se comprometió a favorecer esta medida, aunque todavía no existe una fecha concreta. Caballero se mostró optimista, al entender que «muy pronto» se solventará este problema. El documento firmado recientemente en la Cámara Baja entre el PSOE y Podemos con Bildu recoge en su segundo punto que el País Vasco y Navarra, «los gastos en políticas sociales serán exceptuados del cómputo de la regla de gasto», una circunstancia que el representante de los alcaldes españoles admitió que desearían los 8.131 ayuntamientos de los que se conforma el país.

Por otra lado, Caballero también pidió la creación de tres fondos a disposición de los ayuntamientos. Uno financiero, para el impulso de la recuperación social y económica, estructurado e dos bloques, por un lado 6.000 millones en los próximos dos años y por otra parte disponer del 14% del dinero procedente de la UE.

Otro de 1.725 millones para el transporte público urbano, y un tercero que permita a las entidades locales hacer un «seguimiento» del ingreso mínimo vital recientemente aprobado por el Ejecutivo. «Queremos estar en el ingreso mínimo vital porque somos los que estamos más cerca de la pobreza absoluta. Este es un gran país. Cuando me cruzo con mi gente estoy muy orgulloso, veo sus ganas de reconstruir. Nadie se puede quedar tirado», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

Y Abel Caballero logró la paz en el Congreso