Marlaska fulminó a Pérez de los Cobos por no filtrarle información

El ministro siente el apoyo de Sánchez y asegura que no presentará su dimisión


Madrid / La Voz

Grande-Marlaska no tiene pensado dimitir, y por el momento, Pedro Sánchez tampoco se plantea destituirlo como máximo responsable del Ministerio del Interior. El exmagistrado de la Audiencia Nacional fue cuestionado en la sesión de control en el Senado acerca de un informe al que tuvo acceso El Confidencial en el que se desvela el motivo del cese del coronel de la Guardia Civil Jaime Pérez de los Cobos: «No informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento». Es decir, por no filtrar a la cúpula del Interior el informe que la jueza Carmen Rodríguez-Medel había encargado a su equipo sobre las condiciones en las que el Gobierno permitió la manifestación feminista del 8 de marzo.

Esta argumentación recogida en la propuesta oficial de destitución del funcionario, firmada por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, a las 22.14 horas del domingo 24 de mayo, se contradice con las explicaciones aportadas hasta la fecha por Marlaska, que siempre desvinculó la destitución del coronel de dicho informe y trató de justificar el movimiento en la cúpula del instituto armado a razones organizativas, una explicación con la que insistió la pasada semana en las Cortes y en la sala de prensa de la Moncloa. La oposición exigía entonces su cabeza denunciando claros indicios de injerencias en las tareas de la Guardia Civil, cuyos responsables tienen la obligación legal de compartir solo con juez los detalles en este tipo de procedimientos. Ayer volvieron a pedir la destitución de Marlaska. A estas supuestas injerencias, se sumaron también las críticas al ministro por haber mentido en sede parlamentaria.

«Vuelvo a repetirle lo mismo, la razón por la que no voy a dimitir. Ni este ministro ni ninguna persona de su departamento ha hecho ninguna injerencia ni ha pedido informe alguno. Lo único que hemos hecho es una nueva formación de equipos», dijo al senador popular Fernando Martínez Maíllo, que instantes antes le había invitado a presentar su renuncia antes de que concluyese la sesión de control.

Una novedad en la explicación

Marlaska aportó en la Cámara Alta una novedad respecto a las explicaciones ofrecidas hasta la fecha, que se reducían a su voluntad de conformar nuevos equipos. Según el ministro del Interior, la purga del coronel responde a la «disfunción» que supone que un medio de comunicación cuente con el informe que la Guardia Civil trasladó a la jueza y el máximo responsable del equipo no sea capaz de aportar las explicaciones oportunas al respecto. «Se filtró ese informe nada más ser entregado. ¿Sabe que una filtración es un delito de descubrimiento de secretos? Esos son los extremos determinantes», respondió. «Seguiremos formando equipos con personas neutrales, profesionales, sin ningún tipo de injerencia».

Marlaska recibió un atronador y largo aplauso de la bancada socialista en el Senado, así como del resto de representantes del Gobierno que se sometieron ayer a la sesión de control, como los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias. En el debate no estuvo presente Sánchez, pero Marlaska también recibió ayer el apoyo del presidente del Ejecutivo, aunque en boca de la ministra portavoz, María Jesús Montero: «Cuenta con todo el apoyo del Gobierno y del presidente», aseguró la titular de Hacienda, que ayer fue interpelada varias veces por este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Montero defendió la «capacidad» de cada ministerio para conformar los equipos que cada uno estime oportunos, y se remitió a las explicaciones ofrecidas por Marlaska la pasada semana, en las que este explicó que el cese de Pérez de los Cobos se debía «a una pérdida de confianza, abarca a muchos aspectos, y solo en este contexto hay que explicar este cese».

El PP, Vox y Cs exigen al unísono la salida del responsable del Interior 

Las tres principales fuerzas de la oposición exigieron ayer al unísono la salida inmediata de Fernando Grande-Marlaska del Gobierno, al entender que las «injerencias» sobre los investigadores de la Guardia Civil han quedado al descubierto con el informe en el que se detallan los motivos de la destitución de Pérez de los Cobos, pero también al considerar constatado que el máximo responsable del Interior mintió en sede parlamentaria a lo largo de la pasada semana. El presidente del PP, Pablo Casado, pidió su «cese inmediato», y salpicó directamente al presidente del Gobierno, que el pasado domingo arropó desde Moncloa al cuestionado ministro. «Sánchez mintió en rueda de prensa a los españoles y Marlaska en el parlamento reiteradamente. Esto es gravísimo», detalló. Casado no fue el único dirigente popular que ayer exigió su salida. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, o la portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, se unieron a las voces del jefe de la oposición.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, colgó una copia de la propuesta oficial de destitución de Pérez de los Cobos acompañada de una sola palabra: «¡Delincuentes!». Con Arrimadas de baja por maternidad, Edmundo Bal, la cara visible de Cs desde hace un par de semanas, acusó a Marlaska de «mentir» a los españoles y exigió a Sánchez su salida. PP, Vox y Cs unirán fuerzas en el Congreso para forzar la reprobación del ministro del Interior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Marlaska fulminó a Pérez de los Cobos por no filtrarle información